España

Aparatoso accidente de tráfico sin víctimas mortales: un turismo con cinco ocupantes da dos vueltas de campana

Aparatoso accidente de tráfico sin víctimas mortales: un turismo con cinco ocupantes da dos vueltas de campana

El copiloto ha tenido que ser liberado por los bomberos al quedar atrapado dentro del vehículo

El conductor ha dado positivo en el control de alcoholemia

El conductor de un turismo con cinco ocupantes ha dado positivo en el control de alcoholemia, después de haber sufrido esta mañana un espectacular accidente en una urbanización de la ciudad de Toledo. El copiloto ha tenido que ser rescatado por los bomberos al quedar atrapado dentro del vehículo, un Nissan Almera de color gris. A pesar de la aparatosidad del suceso, no ha habido víctimas mortales. El exceso de velocidad parece ser el motivo de este siniestro.

Todos los ocupantes son jóvenes de entre 18 y 21 años. Se trata de dos varones, que viajaban en los asientos delanteros, y tres mujeres. Los cinco han sido evacuados al servicio de Urgencias del hospital Virgen de la Salud, aunque las tres chicas se encuentran aparentemente bien. El copiloto ha sido trasladado en una UVI móvil, mientras que los demás implicados han sido transportados en dos ambulancias de soporte vital básico.

El accidente ha sucedido sobre las 10:15 a la altura del número 28 de la avenida del Olmo. Tras salirse de la calzada, el coche ha golpeado un contenedor de basura y ha derribado una farola antes de dar dos vueltas de campana. El turismo se ha detenido entre unas malezas después de recorrer unos diez metros.

El conductor ha dado positivo en la prueba de alcoholemia (0,36) y negativo en el test de drogas, según han confirmado a ABC fuentes municipales. Además de los bomberos del Ayuntamiento y de los soportes sanitarios, dos patrullas de Policía local y una de Movilidad han acudido al accidente.

El siniestro ha ocurrido en una larga avenida de un kilómetro y medio de longitud, donde muchos conductores aprietan el acelerador. El vehículo se ha salido después de un tramo curvo de subida. Afortunadamente, en el momento del accidente no había ningún vecino echando basura en los contenedores ni otros paseando a sus perros.