España

Alberto Núñez Feijóo se abre a Ciudadanos para favorecer el pacto entre Pablo Casado e Inés Arrimadas

Alberto Núñez Feijóo se abre a Ciudadanos para favorecer el pacto entre Pablo Casado e Inés Arrimadas

Galicia suma más sin Ciudadanos. Eso es lo que piensan en la dirección del PP de Galicia, porque si Alberto Núñez Feijóo ha ganado las tres últimas elecciones autonómicas ha sido por su discurso centrado y galleguista, que convence a un porcentaje de los electores tradicionales de la izquierda y aglutina el voto útil de centroderecha.

Por eso rechazan de plano una coalición con la formación que lidera, de facto, Inés Arrimadas. "No habrá una papeleta PP-Cs", enfatizan con rotundidad.

Pero los populares gallegos también son conscientes de que, aunque el PP sea hegemónico en la región, un guiño a la formación naranja podría contribuir a desatascar las negociaciones para llegar a confluencias en País Vasco y Cataluña, donde podrían ser más productivas, y, sobre todo, a nivel nacional, que es la gran ambición de Pablo Casado, la "refundición" del electorado.

"Por responsabilidad, por encima de Galicia, podemos hacerles hueco a dirigentes de Ciudadanos en las listas, porque es bueno que el PP y Cs sumen a nivel nacional", apuntan fuentes populares gallegas a EL MUNDO. "En las listas de este partido cabe gente que nos complemente; estamos abiertos a que miembros de Cs aparezcan en ellas como independientes", insisten.

Ocurre que Inés Arrimadas no acepta esto y supedita el acuerdo gallego al resto. Es decir, si no hay coalición en esta autonomía, no la habrá tampoco en País Vasco y Cataluña, amenazan. Fuentes de Ciudadanos aseguran que Feijóo tiene que ser "coherente" con el proyecto global de España Suma y no desligarse de la idea de integración que ha puesto sobre la mesa Casado, pero ven lógico que la marca PP tenga una preponderancia notable sobre la de Ciudadanos en Galicia. A cambio, en Cataluña se haría lo contrario: la marca naranja sería la que tendría más presencia y peso.

La sintonía entre Casado y Feijóo

En el PP gallego aducen que a Feijóo lo vota "gente que ha votado al BNG o al PSOE" en las generales o en las municipales, y por eso en las elecciones autonómicas saca mucho mejor resultado.

Hay que recordar que el PP de Galicia fue la opción preferida entre quienes se consideran "nacionalistas gallegos" en las elecciones regionales de 2016, según los datos del CIS. "Nosotros a Cs no lo necesitamos", insisten en el entorno de Feijóo.

Y si están dispuestos a incluir a algunos dirigentes es por echar un capote a Pablo Casado, que se ha coordinado con el barón antes de la campaña electoral.

Tanto en Génova como en el PP de Galicia reconocen que la sintonía entre ambos dirigentes es mayor de la que podría parecer, y que ambos han consensuado los pasos a dar. El plazo para cerrar coaliciones electorales para las gallegas y las vascas acaba el jueves 20 de febrero, pero tanto fuentes de Génova y el propio Feijóo descartaron ayer suscribir un acuerdo entre iguales.

"El proyecto lo vamos a mantener no en los próximos días, sino que lo vamos a mantener hasta que se cierren las listas electorales en 1 de marzo", apuntó el presidente gallego, para rechazar la propuesta de Inés Arrimadas.

Los 33 concejales y el diputado de Ciudadanos

Eso sí, el PP de Galicia es una "organización transversal" abierta "de par en par" a "cualquier dirigente de Ciudadanos que se quiera sumar", añadió. Y para ello "hay tiempo hasta el jueves", confían en el entorno de Casado.

La formación liberal centrista sólo tiene 33 concejales en toda Galicia, un diputado provincial y ninguno autonómico. "Además, en los dos ayuntamientos en los que gobernaríamos con ellos, apoyaron al PSOE", se quejan en el PP. Se trata de Malpica (La Coruña) y A Cañiza (Pontevedra). Además, en la Diputación de Orense el PP gobierna gracias a los independientes, y no a la formación naranja.

"Arrimadas tiene que decidir si debuta ganando las elecciones con el PP de Galicia, con la opción ventajosa de tener puestos en las listas, o si se lleva un varapalo" y, además, no contribuye "a frenar al BNG", atajan los populares.

Además, Feijóo rechaza de plano un pacto con Vox después de los comicios, porque para él, la formación de Santiago Abascal tiene "el mismo objetivo que PSOE, Podemos y los nacionalistas". O sea, "echar al PP" de la Xunta.