España

A la cárcel una madre y su pareja acusados de matar a golpes a una niña de dos años en Zaragoza

A la cárcel una madre y su pareja acusados de matar a golpes a una niña de dos años en Zaragoza

La madre tiene 28 años, y 33 su actual pareja sentimental, con quien tiene en común otro hijo que todavía es un bebé

Una madre de 28 años y su novio, de 33, ingresaron este domingo en prisión acusados de haber matado a golpes en Zaragoza a su niña de dos años. La muerte de la pequeña Laia se produjo el pasado jueves, en el piso del barrio del Picarral en el que vive esta familia de la que forman parte otros tres menores de edad, que han quedado a cargo de los servicios sociales. De esos cuatro niños, los acusados solo tienen en común uno, que todavía es un bebé. Los otros tres -incluida Laia- son de otro padre, fruto de otra relación previa de la ahora imputada.

Los sanitarios activaron el protocolo por sospecha de muerte violenta al ver los moratones y marcas de golpes que presentaba el cuerpo de la pequeña.

La investigación fue asumida de inmediato por el Grupo de Homicidios de la Policía Nacional, que ha practicado una exhaustiva inspección de la vivienda. Tanto los indicios recabados por la Policía como las conclusiones iniciales apuntadas por los forenses han llevado a la Fiscalía a pedir prisión provisional contra la madre de la niña, V.M.P., y su pareja sentimental, C.L.V., que de momento se han acogido a su derecho a no declarar.

La juez que lleva el caso, la titular del juzgado de Instrucción número 3 de Zaragoza, ha secundado la petición de la Fiscalía y este domingo decretó el ingreso en prisión para la madre de la pequeña y su pareja, ambos de origen español.

Según ha desvelado El Periódico de Aragón, también se ha tenido en cuenta un expediente por malos tratos en el ámbito familiar que se abrió en su momento por los servicios sociales de Gerona, donde residió la familia con anterioridad. Según esa información, a los ahora acusados se les llegó a retirar temporalmente la custodia de los cuatro niños, que recuperaron en agosto del año pasado.

Ahora, mientras los acusados permanecen en prisión provisional, siguen las investigaciones por la muerte de la niña Laia. Y es que todavía se tienen que acotar con más precisión detalles claves para la instrucción penal que se ha abierto. Lo fundamental, concretar con exactitud cuál fue la lesión o lesiones mortales. Eso es clave para poder sostener la acusación, determinar el grado de implicación de los imputados y, si se considera que fue una acción criminal, cómo tipificar penalmente lo ocurrido, si como homicidio o como asesinato.

Aunque hasta ahora los acusados se han negado a declarar ante el jugado, la versión inicial que dieron fue que la niña había muerto de forma accidental.

Ver los comentarios