Economía

Un Brexit duro tendría un impacto de 1.407 millones en el turismo español

Un Brexit duro tendría un impacto de 1.407 millones en el turismo español

El lobby turístico Exceltur prevé que en el cuarto trimestre la actividad del sector no crezca por la quiebra de Thomas Cook y la desaceleración económica

Un Brexit duro tendría un impacto en el turismo español de 1.407 millones de euros. De los 1.407 millones, 58 sería durante los dos últimos meses del año, mientras que los 1.349 millones restantes sería en todo el año 2020. Así lo estima el lobby turístico Exceltur, que explica que durante este verano el sector ya se ha visto afectado por la incertidumbre en el Reino Unido, el principal emisor de turistas en nuestro país con más de 18 millones en los últimos dos años. Durante la temporada de verano las ventas del sector a los turistas ingleses cayeron un 3%, con caídas en los alojamientos del 3,6%. En ese sentido se resintieron las regiones de sol y playa, como Canarias y Baleares, donde las pernoctaciones se desplomaron más de un 5 y un 1%, respectivamente.

Exceltur espera que las visitas y el gasto turístico de los británicos caigan un 10% ante la depreciación que sufriría la libra. En total, se perderían casi dos millones de turistas británicos. «Todavía las espadas están en lo alto y esperamos un milagro el 30 de octubre», ha explicado José Luis Zoreda, vicepresidente ejecutivo de Exceltur, ante los medios de comunicación.

La salida a las bravas del Reino Unido se uniría a los nubarrones que tiene el sector a corto plazo, debido a la quiebra de Thomas Cook, la recuperación de los destinos compertidores del mediterráneo y la desaceleración económica. Así, y sin contar con un posible Brexit duro, Exceltur prevé que el crecimiento de la actividad turística en este último trimestre se contraiga al 0%, mientras las empresas anticipan una caída del 37% en su cuenta de resultados durante ese periodo.

Por ello, y a pesar de que este verano el turismo ha crecido más de lo esperado, el lobby turístico rebaja dos décimas el crecimiento del año en su conjunto, hasta el 1,4%. Sería el segundo año consecutivo en el que el sector crecería por debajo del conjunto de la economía española.

Todo ello sin contar con un posible Brexit duro ni la posibilidad de que los altercados en Cataluña perduren en el tiempo. Porque si la situación de protestas en la región catalana se extiende en el tiempo, la situación se podría agravar, aunque según Zoreda «todavía es prematuro» valorar el impacto que tuvieron las protestas de ayer en el aeropuerto de El Prat y en la estación de Sants. Eso sí, Zoreda recuerda que se podría vivir una situación parecida a la de hace dos años, cuando el clima de tensión provocó que Cataluña perdiera a 185.000 turistas y 319 millones en el PIB turístico en apenas tres meses.