Economía

Uber anuncia más despidos arrastrado por los números rojos

Uber anuncia más despidos arrastrado por los números rojos

Las cosas no ruedan todo lo bien que debieran en Uber. El lunes, la compañía de transporte con sede en San Francisco anunció el recorte de 350 puestos de trabajos en distintas divisiones, incluyendo Uber Eats, su rama de entrega de comida a domicilio, y la unidad de vehículos autónomos.

Los títulos de la compañía con presencia en 63 países reaccionaron con una subida del 3% a la noticia, corrigiendo parcialmente el mal desempeño de sus valores desde su salida a Bolsa en mayo de este año. Aún así, siguen más de un 30% por debajo de su precio original: 45 dólares.

"Los días como hoy son duros para todos, y tanto el equipo de liderazgo ejecutivo como yo haremos todo lo que podamos para asegurarnos de que haya otro día como este en el futuro", indicó en un comunicado el CEO de la empresa, Dara Khosrowshahi.

El ejecutivo de origen iraní esgrimió la necesidad de eliminar la duplicación de funciones en la empresa, además de erradicar "la burocracia que tiende a acumularse en compañías que están en fase de crecimiento". De fondo, yace una cuenta de resultados que no ha estado a la altura de lo que se esperaba de una revolución como la suya. Solo en el segundo trimestre del año, Uber presentó unas pérdidas superiores a los 5.000 millones de dólares, su peor desempeño hasta la fecha.

La situación podría agravarse si se ve obligado por ley a modificar la relación laboral con los cientos de miles de conductores que operan su servicio en Estados Unidos. En California, el gobernador Gavin Newsom firmó en septiembre la ley AB5 que pretende convertir a millones de trabajadores independientes en empleados de las corporaciones a las que sirven. Si estos pasan de ser autónomos a miembros de la plantilla, se calcula que el coste de operación para Uber podría incrementarse un 30%.

No hay que descartar, por tanto, nuevas rondas de despidos. Con esta ya son tres en los últimos meses para la archienemiga del sector del taxi. En agosto se deshizo de 400 empleados de su equipo de marketing y en septiembre se vio obligado a recortar otros 435 puestos de trabajo. El ajuste anunciado este lunes representa el 1,5% de su plantilla a nivel mundial, con un total de 22,263 empleados, de acuerdo a los datos de FactSet.