Economía

Trabajo contrata a la empresa pública Tragsatec para reforzar la tramitación de los ERTE

Trabajo contrata a la empresa pública Tragsatec para reforzar la tramitación de los ERTE

Unos 300.000 afectados por los expedientes de regulación de empleo no habían recibido aún el subsidio en abril

La Subsecretaría del Ministerio de Trabajo y Economía Social ha formalizado un contrato con la empresa pública Tragsatec (Tecnologías y Servicios Agrarios) para realizar tareas de apoyo al SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal) para tramitar los ERTE (Expedientes de Regulación Temporal de Empleo) por el coronavirus.

Como ya hemos informado en estas páginas, hay más de cuatro millones de trabajadores afectados por ERTE y, de ellos, unos 300.000 aún no habían cobrado sus subsidios en abril, según reconoció hace unos días la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

Según el contrato publicado en el BOE, por importe de 139.982,60 euros, Tragsatec realizará tareas de apoyo a la Dirección General de Trabajo en la tramitación de los expedientes de regulación temporal de empleo por fuerza mayor como consecuencia del coronavirus.

Como filial de Tragsa -grupo controlado en un 51% por el holding público SEPI-, Tragsatec es una empresa especializada en la realización de actividades de ingeniería, consultoría y asistencia técnica en materias como el desarrollo rural, el medio marino o la sanidad y la salud pública, entre otros, realizando tanto estudios y proyectos como servicios técnicos.

Los funcionarios del SEPE gestionaron el pasado mes de abril más de 3,3 millones de prestaciones por desempleo individuales, cifra que multiplica prácticamente por siete a la registrada en 2019, cuando rondó los 511.848 expedientes, mientras que la plantilla solo se incrementó un 10%.

Los bancos pagan esta semana las prestaciones

Por otra parte, la mayoría de los bancos volverán a adelantar el abono de las prestaciones por desempleo a sus clientes, efectuando el pago a lo largo de esta semana, cuando lo habitual era que se realizase sobre el día 10 de cada mes.

El pasado mes de abril las patronales bancarias AEB, CECA y UNACC llegaron a un acuerdo con el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) para que las entidades de crédito pudiesen anticipar el pago de las prestaciones de desempleo a las personas que ya estaban en paro antes de la pandemia y que representaban un colectivo vulnerable en la crisis sanitaria.