Economía

Sindicatos creen una «tomadura de pelo» el estatuto de industrias electrointensivas

Sindicatos creen una «tomadura de pelo» el estatuto de industrias electrointensivas

La empresa considera «insuficiente» el proyecto y advierte de que pone en riesgo la planta de San Ciprián (Lugo)

El presidente del comité de empresa de Alcoa Avilés, José Manuel Gómez, cree que el estatuto para las empresas electrointensivas elaborado por el Ministerio de Industria es «una tomadura de pelo» que «en absoluto resuelve lo que se perseguía ni crea el marco estable que se esperaba».

En declaraciones a Efe, el representante de los trabajadores considera que el secretario general de Industria, Raúl Blanco, «mintió» cuando dijo que iba a crear las figuras de las empresas electrointensivas e hiperelectrointensiva, «cuando, al final, nos meten a todas en el mismo saco». «Nos parece todo desastroso, no entendemos por qué nos han estado mintiendo todo este tiempo», ha declarado, que cree que «lógicamente» esto disuade a los posibles compradores de las fábricas de Avilés y A Coruña.

Por su parte, la dirección de Alcoa presentará alegaciones al borrador del Gobierno sobre la industria electrointensiva antes de que acabe el plazo el próximo día 27, al considerar que «no aporta una solución y que las medidas son insuficientes, por lo que pone en riesgo el futuro de la planta de San Ciprián (Lugo)», la única que está exenta del ERE que afecta a las fábricas de La Coruña y Avilés (Asturias).

Además, Alcoa considera que las medidas planteadas por el Gobierno son «inciertas», porque no ofrecen una garantía sobre la aplicación efectiva de la compensación de costes indirectos de dióxido de carbono (CO2).

La empresa norteamericana recuerda que los costes de la energía suponen el 40% de los costes totales de la compañía y son entre un 20 y un 30% más elevados que en otras empresas europeas del sector.