Economía

Seis gastos añadidos que no podrás esquivar si te compras una casa

Seis gastos añadidos que no podrás esquivar si te compras una casa

Se necesitan unos ahorros de alrededor del 30% del precio total de la vivienda para poder afrontar la entrada y los gastos que conlleva la adquisición

A la hora de comprar una casa hay que sumar los gastos en trámites al precio final pactado con el vendedor. Así, los desembolsos asociados a las gestiones por la operación suponen un aumento del 10% al 15% del valor total de la compra. En este sentido, desde pisos.com recuerdan que se necesitan unos ahorros de alrededor del 30% del precio total de la vivienda para poder afrontar la entrada y los gastos que conlleva la adquisición.

A continuación, hacemos un repaso por los seis gastos principales que van aparejados al papeleo que conlleva comprar una casa:

1. Honorarios de la agencia.

Las agencias suelen cobrar alrededor de un 5% al vendedor, aunque algunos expertos consideran que estos sobrecostes se pueden trasladar al vendedor. Este importe no está fijado por ley y cada inmobiliaria fija las comisiones en función de «la propia dinámica del mercado», según destacan desde Tenocasa.

2. Impuestos.

Al comprar una vivienda de obra nueva se debe sumar al precio de venta el IVA del 10%. Para los casos de segunda mano se abonará el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, cuyo porcentaje queda establecido por cada comunidad autónoma.

3. Contrato de arras.

Su firma es obligatoria y sirve para reservar la viviendaa, aunque conlleva el abono de una cantidad que va del 5% al 15% del valor de la casa. Tal y como recuerdan en Nuik Inmobiliaria, esta señal se descuenta después del precio total, pero si el comprador rescinde el contrato, se queda sin este dinero. En caso de que sea el vendedor quien incumple, tendrá que pagar al comprador el doble de la cuantía de esa señal.

4. Hipoteca.

Si no se puede pagar la casa al contado, el comprador deberá solicitar un crédito al banco. La formalización de la hipoteca supone un 1% de la cantidad estructurada, aseguran desde Nuik, que además recuerdan que el pago mensual no debe superar el 30% de los ingresos. Tras la aprobación de la ley hipotecaria, el cliente que suscribe el crédito solo se tiene que hacer cargo de los gastos de tasación y de los aranceles notariales.

5. Escritura de la vivienda.

Existe una norma no escrita por la que tradicionalmente se acuerda que estos cargos los abone el comprador de la vivienda. Todos los gastos que conlleva la firma de la escritura de compraventa cuestan en torno a 700 euros, ya que lo habitual es que oscilen entre el 0,1% y el 0,5% del precio del inmueble, tal y como recuerdan los expertos de Kelisto.es.

6. Gastos del registro.

Desde Kelisto.es también inciden en desembolsos como los derivados del pago de la hija simple para certificar que la vivienda está libre de cargas y que suele costar alrededor de 20 euros. Además, la inscripción de la escritura de compraventa en el registro cuesta unos 160 euros.