Economía

Ryanair reduce hasta el 40% su programación de invierno y amenaza con nuevos despidos

Ryanair reduce hasta el 40% su programación de invierno y amenaza con nuevos despidos

La compañía irlandesa cierra las bases de Cork, Shannon y Toulouse

Ryanair recorta aún más su programación para invierno. Dado que las restricciones al sector aéreo no dejan de aumentar y la segunda oleada del coronavirus ya afecta a la movilidad de toda Europa, la aerolínea irlandesa ha decidido operar solo el 40% del calendario de vuelos previstos para invierno.

La compañía ha asegurado este jueves en un comunicado que su decisión está motivada por un descenso significativo de las reservas para vuelos previstos en noviembre y diciembre. Ryanair necesita una opcuación de al menos el 70% en sus vuelos para no perder dinero, y por ello ha decidido reducir notablemente su operativa.

Ahora, la empresa espera mentener «hasta el 65% de su red de rutas de invierno, pero con frecuencias reducidas». Por ello, la compañía ha decidido cerrar las bases de Cork, Shannon y Toulouse. España no está a salvo de estos ajustes, ya que la empresa también ha notificado que prevé recortar sus bases en Bélgica, Alemania, España y Portugal.

El consejero delegado de la aerolínea, Michael O'Leary, ha advertido que «es inevitable» que Ryanair aplique políticas como reducciones de jornadas y vacaciones no remuneradas para evitar «pérdidas masivas de empleos». Pese a ello, la empresa ha amenazado con realizar «más despidos» en las bases donde no haya alcanzado un acuerdo sobre ajustes salariales con su plantilla.

En España, Ryanair ha llegado a un acuerdo con sus pilotos para que estos se reduzcan un 20% el sueldo durante unos años a cambio de evitar una oleada de despidos. Las negociaciones con los tripulantes de cabina, sin embargo, están enquistadas y la compañía está presionando con cerrar bases si no se llega pronto a un acuerdo.

Ver los comentarios