Economía

Repsol e Ibereólica avanzan en la construcción de su primer parque eólico conjunto en Chile

Repsol e Ibereólica avanzan en la construcción de su primer parque eólico conjunto en Chile

Los principales componentes tecnológicos de sus aerogeneradores saldrán próximamente del puerto de Bilbao hacia Atacama

Repsol y el grupo Ibereólica Renovables avanzan en la construcción de su primer parque eólico conjunto en Chile, de 189 MW de potencia y denominado Cabo Leones III, con el envío, desde el puerto de Bilbao, de los principales componentes tecnológicos de sus aerogeneradores y con la entrada en operación comercial, desde diciembre pasado, de la primera fase de este proyecto.

El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, y el presidente del grupo Ibereólica Renovables, Gregorio Álvarez, han encabezado hoy un acto previo a la salida, desde el puerto de Bilbao, de nacelles de los 22 aerogeneradores SG 145, de 5 MW cada uno, que integran la segunda fase del parque eólico Cabo Leones III, que tendrá 110 MW de capacidad instalada. Son los aerogeneradores más potentes y modernos de Siemens Gamesa en operación en la actualidad.

Este parque forma parte de la cartera de proyectos en Chile de la «joint venture» creada en julio pasado entre Repsol y el grupo Ibereólica Renovables, con un portafolio conjunto de activos en operación, construcción o desarrollo avanzado de más de 1.600 MW con fecha de explotación comercial en el periodo que va hasta el año 2023 y con la posibilidad de superar los 2.600 MW en 2030.

Las nacelles para este parque, que saldrán próximamente desde el puerto de Bilbao hacia Chile, han sido ensambladas en la planta de Siemens Gamesa que se encuentra en Ágreda (Soria), que emplea a cerca de 200 personas.

La actividad económica de un proyecto eólico de estas características, incluso estando en Chile, es muy importante para España, tanto en las fases de ingeniería como en la producción de los elementos que conforman la instalación renovable y su manipulación y transporte. En todo el recorrido, desde la planta de Ágreda hasta la instalación en el parque eólico Cabo Leones III, pasando por el puerto de Bilbao, participan unas 140 empresas.

«Apostar por la industria es apostar por una recuperación económica rápida y estable. Con proyectos como este, un parque eólico en Chile que genera actividad económica también en nuestro país, nos afianzamos como un actor relevante en la reducción de emisiones y como una empresa que contribuye al desarrollo industrial del país», ha dicho el consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz.

La «joint venture» de Repsol y el grupo Ibereólica Renovables permitirá desarrollar, construir y poner en operación en Chile, a corto plazo, en el periodo que va hasta 2023, además de Cabo Leones III, los proyectos eólicos Atacama y Antofagasta -con una capacidad total instalada, respectivamente, de 180 y 794 MW-; y el fotovoltaico Elena, de 540 MW.

Ver los comentarios