Economía

Paschal Donohoe, nuevo presidente del Eurogrupo

Paschal Donohoe, nuevo presidente del Eurogrupo

La votación quedó 11 para Donohoe y 8 para Calviño, de lo que se deduce que no solamente los dos candidatos rivales aunaron sus votos, sino que la española perdió uno de sus apoyos en el último momento

Necesitaban al menos diez votos de los diecinueve ministros que forman el Eurogrupo. En la primera votación ninguno de los tres candidatos los obtuvo. Nadia Calviño partía como la gran favorita para ser elegida como presidenta de este selecto club que agrupa a los ministros de Economía de los países del euro, sobre todo cuando Francia anunció que se decantaba por su candidatura, pero aún con el apoyo de los cuatro países más grandes de la eurozona (España, Francia, Italia y Alemania), los pequeños han impuesto a su preferido, el irlandés Paschal Donohoe, del grupo popular, que se ha beneficiado de la retirada del tercero en discordia, el liberal luxemburgués Pierre Gramegna.

Aunque el voto es secreto, para evitar que comprometa las futuras relaciones entre los ministros de Economía, de las filtraciones que se fueron produciendo se calcula que Calviño obtuvo nueve votos en la primera vuelta y que sus dos contendientes se repartieron los diez restantes. La situación entraba dentro de lo esperado, salvo que probablemente Donohoe y Gramegna empataron a cinco, lo que hizo difícil tomar la decisión de ver cuál de los dos se retiraba en la segunda vuelta, hasta el punto que se llegó a pensar que podía haber otra vez tres candidatos en la votación siguiente. Sin embargo, el anuncio de la retirada del luxemburgués dejó las cosas claras resumidas en un pulso entre el candidato irlandés y la española. Cualquiera que fuera el resultado, uno de los dos sería elegido presidente del Eurogrupo. Y fue el irlandés.

El primero en anunciarlo en su cuanta de Twitter fue el presidente saliente, el portugués Mario Centeno. La votación quedó 11 para Donohoe y 8 para Calviño, de lo que se deduce que no solamente los dos candidatos rivales aunaron sus votos, sino que la española perdió uno de sus apoyos en el último momento. Calviño tenía a su favor su experiencia y prestigio en bruselas, pero en su contra la impresión de debilidad con la que se percibe al Gobierno de Pedro Sánchez. Donohoe, sin embargo, viene de un país donde gobierna una gran coalición entre los dos grandes partidos.