Economía

Pablo Iglesias admite que tiene un «cierto 'feeling' personal» con el presidente de la CEOE

Pablo Iglesias admite que tiene un «cierto 'feeling' personal» con el presidente de la CEOE

El vicepresidente segundo del Gobierno ha asegurado que «está firmado en el acuerdo la derogación de la reforma laboral»

El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, ha revelado este jueves que el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, le propuso subir el salario mínimo con diálogo social a 950 euros en 2020, una cuantía que le pareció "razonable". En una entrevista en Telecinco, Iglesias ha relatado que tras esa propuesta -que, según fuentes conocedoras de la negociación, Pedro Sánchez le hizo en diciembre, antes de la investidura- comenzó un diálogo con los agentes sociales en el que el vicepresidente ha destacado el papel del presidente de la CEOE, Antonio Garamendi.

"Yolanda Díaz ha hecho un trabajo excelente, ella es hija de sindicalista y sabe negociar muy bien, los sindicatos han trabajado muy bien... Garamendi ha trabajado de maravilla", ha asegurado este jueves Iglesias, quien, según ha explicitado, tiene un "cierto feeling personal" con el presidente de la CEOE.

La subida, que se adoptará por real decreto sin que sea necesaria la convalidación parlamentaria, se aprobará previsiblemente antes de que acabe el mes, con la intención de que se aplique con efecto retroactivo desde el 1 de enero de 2020.

Ya desde las primeras semanas de diciembre, Pablo Iglesias e Irene Montero se reunieron con grandes empresas, organizaciones y patronales para trasladar las propuestas económicas que querrían abordar en un futuro Gobierno de coalición con el PSOE.

Por otra parte, preguntado sobre supuestas diferencias con el PSOE sobre el alcance de los cambios en la reforma laboral, Iglesias ha asegurado que "está firmado en el acuerdo la derogación de la reforma laboral" y ha añadido que "hay que avanzar en las cosas que son de sentido común" y "dar dignidad a los trabajadores".

Iglesias ha reconocido que el Gobierno está limitado por la normativa europea pero aún así -ha remarcado- tiene "márgenes amplios" para intervenir en la política de empleo y fiscal.