Economía

Nuño de la Rosa sale de El Corte Inglés

Nuño de la Rosa sale de El Corte Inglés

El expresidente era el responsable de varias filiales del grupo

Siete meses después de dejar la presidencia de El Corte Inglés en favor de Marta Álvarez para volver a ser uno de los dos consejeros delegados, Jesús Nuño de la Rosa abandona la compañía. Así lo comunicaron ayer por la noche desde el grupo de almacenes, que añaden a ABC que ha sido una decisión voluntaria y personal. El grupo destaca que el acuerdo se ha llevado de forma cordial y en un clima de amistad y cordialidad. Además, la compañía ha querido agradecer al ya ex directivo su «entrega, dedicación y lealtad en todos los cargos que ha desempeñado en el grupo a lo largo de su carrera profesional».

Nuño De la Rosa compartía el cargo de consejero delegado con Víctor Del Pozo, aunque sus funciones eran distintas. De hecho, el directivo saliente ha estado perdiendo poder durante las últimas semanas. Así, ya solo era el presidente de las divisiones de seguros, viajes y financieras, después de que se le relegara de esa función en las dos filiales inmobiliarias del grupo hace unos días. Además, también presidía en su momento la filial de informática, Iecisa, que fue vendida recientemente al grupo francés GFI por entre 350 y 370 millones de euros. Con su salida, queda por saber qué ocurrirá ahora con las presidencias de las filiales de seguros, viajes y financieras, una circunstancia que El Corte Inglés estudiará durante los próximos días.

El papel de Nuño De la Rosa en El Corte Inglés fue fundamental para que el grupo siguiera operando con normalidad tras la batalla por el poder que enfrentó al expresidente Dimas Gimeno con la viudas e hijas de Isidoro Álvarez. Nuño De la Rosa, que en el momento de las tensiones ejercía de consejero delegado, fue elegido finalmente presidente de la compañía en junio de 2018, sustituyendo así a Dimas Gimeno.

Logros

Como presidente, tuvo la misión seguir la hoja de ruta de la compañía hasta que las aguas se calmaran. El principal objetivo era continuar reduciendo la alta deuda del grupo, cuyo propósito es que llegue a 2.000 millones de euros próximamente. La intención de El Corte Inglés es que con ese pasivo las agencias de rating le otorguen el «investment grade», lo que le daría mejores condiciones a la hora de financiarse. Actualmente, la deuda, según los resultados del primer semestre de 2019, está en 3.114 millones de euros.

Para bajarla, El Corte Inglés inició la venta de aquellos activos inmobiliarios que consideraba ineficientes. Un plan que no funcionó finalmente, pero que le permitió acometer algunas desinversiones, como la del centro de Los Arcos en Sevilla o el de Bahía Sur en Cádiz, que fueron vendidos a Castellana Properties por 36,8 millones.

Con Nuño de la Rosa al frente, el grupo logró también acuerdos importantes para la diversificación y la mayor profesionalización de su negocio. Los más importantes fueron su alianza con el gigante del comercio electrónico Alibaba, que le permite vender en China y tener más peso en la venta online, y la alcanzada con Repsol para abrir un total de 500 Supercor en las gasolineras de la petrolera para este año 2020.

Finalmente, su función como presidente acabó el pasado mes de junio, cuando el consejo de administración del grupo decidió que Marta Álvarez, una de las hijas de Isidoro, tomara las riendas del grupo