Economía

Mutua Madrileña buscará ampliar su acuerdo de bancaseguros con Caixabank

Mutua Madrileña buscará ampliar su acuerdo de bancaseguros con Caixabank

Ignacio Garralda ha destacado su intención de quedarse como aseguradora de referencia en el primer banco en España

Mutua Madrileña buscará ampliar el acuerdo de bancaseguros con Caixabank, tras conocerse el acuerdo de fusión con Bankia. Así lo ha asegurado su presidente, Ignacio Garralda, durante la segunda jornada del XI Encuentro Financiero organizado por KPMG y Expansión. Así las cosas, confirmó que cuando se haga efectiva la unión de ambas entidades su participación se diluirá del 2,2% al 1,6%, aunque todo hace indicar que Mutua se quedará como aseguradora de referencia en el nuevo banco, como también avanzó el consejero delegado de Caixabank, Gonzalo Gortázar.

Actualmente Mutua es la aseguradora con contrato en vigor con Caixabank. Y la intención es continuar por esa vía. En esta línea, reconoció que les «encantaría» seguir manteniendo esta alianza, aunque todavía tendrán que esperar a «febrero o marzo del próximo año cuando se ponga en marcha la fusión» para conocer los pasos a adoptar.

De esta forma, Garralda también señaló que antes de llevar a cabo esta negociación, tendrá que confirmarse la rescisión del contrato entre Bankia y Mapfre, alianza de bancaseguros que sigue operativa a día de hoy. Algo que parece que no será un impedimento, atendiendo a las palabras del presidente de esta útima aseguradora, Antonio Huertas, que también ha participado en el encuentro y ha revelado que todo hace indicar que con «el cambio de control finalizará el contrato». Este quiso restar importancia a esta pérdida de negocio, haciendo constar que Bankia representa «el 2% de sus primas mundiales y el 6% en España». Además abrió la posibilidad a nuevas alianzas con otros bancos.

Como agua de mayo

Acerca de la situación económica de Mapfre, Huertas se ha mostrado optimista a pesar de los resultados de la compañía durante el primer semestre -un descenso del 27,7% de sus beneficios respecto al pasado año-, que se vieron perjudicados por la pandemia. Así, ha destacado la posición de liquidez «excesivamente alta» de la entidad, algo que atribuye «a las características del sector», que le permiten tener un gran flujo de caja a la par que «escasa morosidad».

En este sentido, Huertas aseguró que «no comparte» la visión de los órganos regulatorios que recomiendan no repartir dividendos este año a sus accionistas. «Entendemos perfectamente la prudencia que piden los supervisores pero nuestros 175.000 accionistas esperan su diviendo como agua de mayo».

Ver los comentarios