Economía

Las socimis reducen su apetito por la vivienda por los vaivenes regulatorios

Las socimis reducen su apetito por la vivienda por los vaivenes regulatorios

Madrid recibe entre enero y noviembre el triple de inversión que Barcelona

«¿Cuánto me costaría irme?» Es una de las preguntas más repetidas en las últimas consultas de las socimis españolas a sus asesores. Los vaivenes regulatorios del Ejecutivo de Pedro Sánchez y la modernización de regímenes como el francés o el portugués están condicionando las inversiones del sector inmobiliario.

Así lo explicó el presidente de ArmanexT, Antonio Fernández, durante la presentación del último informe del asesor de socimis. «Prevemos un 2020 marcado por la madurez del mercado, pero también por la inestabilidad, sobre todo si Podemos obtiene un Ministerio de Vivienda», destacó. Por el momento, las socimis, en el punto de mira de la formación morada, ya han modificado su estrategia de inversión.

La vivienda sigue siendo su primer activo, pero ha perdido peso respecto a las oficinas y los centros comerciales. Según destacó ayer Fernández, esto se debe a la entrada en vigor de la reforma del mercado del alquiler, que amplía la duración de los contratos a 5 años en el caso de propietarios particulares y a 7 años si el casero es una empresa. Como son las propias socimis. O los fondos de inversión.

«La reforma del alquiler ha afectado a todos los que han invertido en el ladrillo», sentenció el presidente de ArmanexT, que puso de manifiesto el cambio de tendencia vivido en las carteras de las socimis durante los once primeros meses de 2019.

Lo que no ha cambiado es la distribución geográfica de estas sociedades inmobiliarias. Madrid es el indiscutible líder en este aspecto y posee 69 socimis. Barcelona registra menos de la mitad, 30. Y el resto de provincias, en conjunto, apenas llegan a 53 sociedades. Estas diferencias tienen su repercusión en el reparto geográfico de los activos de estas sociedades. Madrid cuenta con activos valorados en 9.359 millones de euros, el 45,9% del total. Barcelona, por contra, apenas llega a los 2.696 millones, el 13,2%. En conjunto, las 91 socimis que han salido a cotizar desde 2013 acumulan activos valorados en 20.377 millones.

Venezolanos y mexicanos

Respecto a los propietarios de estas sociedades, los inversores extranjeros poseen 44 socimis (casi la mitad) y poseen un volumen de activos valorado en 10.195 millones de euros. Los grupos familiares, por contra, poseen 15 socimis con un volumen de 3.904 millones, aunque están aumentando progresivamente su presencia en el mercado.

Desde ArmanexT explican que esta tendencia se debe a que estos vehículos de inversión son cada vez más conocidos en España. El asesor, además, prevé que los grupos familiares aumenten aún más su peso en 2020 por la entrada en España de familias venezolanas y mexicanas.