Economía

Macron cede ante las amenazas de Trump y decide aparcar la tasa Google

Macron cede ante las amenazas de Trump y decide aparcar la tasa Google

EE.UU. aseguró que impondría un arancel del cien por cien a 63 productos franceses por valor de 2.150 millones de euros

Estados Unidos le ha metido un gol por toda la escuadra a Francia respecto a la denominada tasa Google, que abarca a gigantes tecnológicos y digitales como Apple, Amazon, Facebook y la citada Google. La intención del Ejecutivo francés de gravar con un 3% adicional a aquellas compañías cuyas ventas mundiales superen los 848 millones de dólares (unos 757 millones de euros)y los 28 millones de dólares en Francia se ha disuelto como un azucarillo ante la amenaza del presidente estadounidense, que habló directamente de imponer aranceles del cien por cien a 63 productos franceses por un importe de 2.400 millones de dólares (cerca de 2.15 millones de euros). El Ejecutivo galo indicó que, de momento, congela esta tasa hasta el próximo 2021.

Ayer mismo, el presidente francés, Emmanuel Macron, dijo en su cuenta de Twitter que «vamos a trabajar juntos en un buen acuerdo para evitar una escalada de los aranceles», donde destacó que la conversación telefónica mantenida el pasado domingo con su homólogo estadounidense fue «excelente», informa Efe

En un primer momento, el ministro galo de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire, calificó de «inaceptables» los aranceles propuestos por Tump y dijo, tras hablar con la Comisión Europea, que la UE respondería con contundencia ante cualquier sanción contra Francia o alguno de sus socios. El Ejecutivo galo defendía que esta tasa «no es discriminatoria», por lo que, a su juicio, las sanciones estadounidenses con «hostiles, inapropiadas e ilegítimas. Sin embargo, Macron se ha plegado finalmente ante la presión ejercida por EE.UU., que consideraba que la denominada tasa Google contra las multinacionales digitales «discrimina» a las empresas de su país y no es consistente con los principios de fiscalidad internacional y es «mensualmente oneroso» para las compañías estadounidenses afectadas por dicho gravamen.

Reino Unido e Italia, nuevo objetivo

Nada más conocerse la claudicación de Macron, el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, ha aplaudido esta medida y ha aprovechado para advertir al Reino Unido e Italia de que si no hacen lo mismo se enfrentarán a aranceles del Gobierno de Donald Trump.

En una entrevista con «The Wall Street Journal» en los márgenes del foro de Davos (Suiza), Mnuchin ha asegurado que el pacto alcanzado entre Francia y EE.UU. para continuar las discusiones sobre esta tasa, que en el país galo se conoce como GAFA (acrónimo de Google, Apple, Facebook y Amazon) y evitar así nuevos aranceles es «el principio de una solución».

España es también partidaria de imponer este gravamen, incluso a nivel individual, aunque no se produzca un acuerdo a nivel global en el seno de los países de la OCDE. Esta es la idea que mantiene de momento la vicepresidenta y ministra de Economía, Nadia Calviño. Ahora está por ver, si visto el ejemplo francés, el Gobierno de Sánchez quiere seguir adelante con la tasa Google.