Economía

Los sindicatos piden al Gobierno que priorice la protección de los trabajadores en la «deshibernación»

Los sindicatos piden al Gobierno que priorice la protección de los trabajadores en la «deshibernación»

La vicepresidenta tercera mantiene junto a los titulares de Agricultura, Industria, Trabajo y Seguridad Social una videconferencia con los agentes sociales para diseñar el regreso escalonado a la normalidad

El Ejecutivo ya está trabajando en el «plan de deshibernación» de la economía, la vuelta a la normalidad. Para ello, esta tarde se ha reunido con los agentes sociales. En concreto, de parte del Gobierno las vicepresidentas tercera de Asuntos Económicos Nadia Calviño y cuarta de Transición Ecológica Teresa Ribera junto a los titulares de Industria Reyes Maroto, Agricultura Luis Planas, Trabajo Yolanda Díaz e Inclusión, José Luis Escriva. Al otro lado de la pantalla, los representantes de CEOE y Cepyme, Antonio Garamendi y Gerardo Cuerva, respectivamente, junto a los líderes sindicales de UGT Pepe Álvarez y de Comisiones Obreras, Unai Sordo. Desde las fuerzas sindicales han destacado que la reactivación es imposible sin las debidas medidas de protección.

La vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño que coordinaba el encuentro, ha descrito la reunión como «muy productiva», y apuntado que, en la misma, se han tratado las medidas que permitirán volver a la normalidad a medio plazo. UGT y Comisiones Obreras han recordado al Gobierno que el retorno a la actividad debe ir acompañado de las medidas necesarias para asegurar la protección de los trabajadores y el establecimiento de una renta vital, que proteja a los más vulnerables que no tengan derecho a la prestación por desempleo o a otras ayudas.

Para Unai Sordo, líder de Comisiones Obreras, «las políticas saniarias deben guiar la acción de Gobierno» y, en coincidencia con UGT, ha pedido que el reinicio de la actividad económica vaya en detrimento de la seguridad o los protocolos sanitarios. También ha puesto sobre la mesa la necesidad de «una renta garantizada o del acceso temporal a algún tipo de subsidio». En su opinión, hay colectivos que no tienen acceso a ninguna prestacion o subsidio y han sido despedidos.

El lento regreso a la normalidad

En concreto, el secretario general de UGT Pepe Álvarez ha epdido que se suministre y distribuyan equipos de protección individual (EPI) para los trabajados de las empresas que mantengan su actividad «y las que se reactivarán a partir del lunes». Al respecto, han pedido que se vigile que las empresas cumplen con la obligación de dotar de estas proteccionesa sus empleados. También exigió que se distribuyan test rápidos «que permitan la detección precoz de los contagios por coronavirus» y los consideró fundamentales para conocer cómo se va a ir relajando el confinamiento.

Desde UGT pidieron «un esfuerzo en comunicación» a las todas lase mpresas, espcialmente, a las pymes para que saber cómo actuar de forma preventiva. Por ello, se preguntó qué grado de movilidad se tendrá a partir del lunes y qué grado de reactivación productiva habrá. En este sentido, abogó porque sea «progresiva», «escalonada» y «con el menor movimiento posible de personas al mismo tiempo».

De igual modo, Álvarez ha abogado por crear una renta mínima vital que protega a las personas que carezcan de ninguna cobertura . Una sostén que no sería una renta básica o un ley de ingresos mínimos sino una medida de emergencia y ligada a la crisis actual.