Economía

Los restaurantes empiezan a contagiarse de la desaceleración económica

Los restaurantes empiezan a contagiarse de la desaceleración económica

El sector aumentó sus ventas en un 2,1% en 2018 y prevé cerrar 2019 con un incremento del 1,7%

Los restaurantes de España crecen por quinto año consecutivo, lo que muestra que el sector continúa gozando de buena salud. Pero las incertidumbres políticas, nacionales como internacionales, y la desaceleración de la economía comienzan a contagiar a la restauración. Según un estudio realizado por KPMG, NPD y la organización Marcas de Restauración, que engloba a 41 compañías de restauración que operan 90 marcas, como Mc Donald´s, KFC y Restalia, la restauración en España facturó un 2,1% más, cuatro puntos básicos menos que un año antes, hasta los 36.763 millones de euros. Además, se prevé que en 2019 el crecimiento sea del 1,7%.

Lo cierto es que en lo que va de año, los resultados del sector han sido mejor de lo esperado. Así lo ha reconocido el presidente de Marcas de Restauración, Carlos Pérez Tenorio, que ha explicado ante la prensa que «el primer semestre ha sido muy bueno». Durante los seis primeros meses del año la restauración creció al 2,3% gracias al buen mes de marzo, el efecto de semana santa en abril y a la buena meteorología de los meses de abril y mayo en comparación con 2018. Aun así, Tenorio espera un peor segundo semestre por la «inestabilidad política» y las malas fechas de los festivos y las próximas navidades.

Además, los datos del verano tampoco han tan positivos como se esperaban. Es por ello que el 30% las empresas de restauración creen que la situación de estas en 2019 será regular, 8 puntos porcentuales más que el año anterior. Eso sí, todavía el 70% cree que la situación será buena. «Sentimos que vienen nubarrones», explicaba Tenorio ante la evidente desaceleración global. A esta opinión se le unía el socio responsable de consumo de KPMG, Carlos Peregrina, que incidió en que la «propia incertidumbre política en España no es buena».

El debilitamiento de la demanda interna es una de las amenazas que más teme el sector. Así lo opina el 17% de las empresas, once puntos más que hace un año. Las empresas temen que el parón del consumo de las familias en España se perpetúe en los próximos meses.

Aun así, la totalidad del sector cree que su facturación será superior este año. Incluso el 57% de las compañías creen que las ventas aumentarán más de un 5%, mientras que el 43% restante dicen que se incrementará entre un 0 y un 5%. La otra buena noticia es que se espera que haya más de mil locales más a final de año, lo que provocará la contratación de 12.000 trabajadores.

La restauración organizada gana protagonismo

Dentro del sector, la restauración de marca, u organizada, continúa teniendo mayor peso. Dentro del estudio presentado hoy se vislumbra que estos restaurantes se llevan ya más de 1 de cada 4 euros que se factura, que es más o menos el ticket medio que se factura en el conjunto. El pasado año, la restauración organizada logró un aumentó del 13,1% de las ventas. En 2019 esta tasa crece a buen ritmo, pero ha caído hasta el 9,4%. Esta subida de la facturación de la restauración organizada contrasta con la caída de las cadenas independientes del 2,8%.

La restauración organizada se ha apoyado en cuatro pilares en su crecimiento. Así, según ha desgranado el director ejecutivo de The NPD Group en España, Vicente Montesinos, siete puntos de los 13,1 de incremento en la restauración organizada lo aportaron las nuevas aperturas realizadas. La creación de nuevas cadenas aportaron 2,2, mientras que el aumento en la dimensión de los locales sumó 1,8 puntos. Por último, el envío a domicilio, que ya representa el 4,1 de las ventas del total del sector, aportó 2,2 puntos al crecimiento de la restauración organizada.