Economía

Los pilotos alertan a Aviación Civil de que el crecimiento de Emirates en El Prat destruirá empleos

Los pilotos alertan a Aviación Civil de que el crecimiento de Emirates en El Prat destruirá empleos

El Sepla denuncia la «competencia desleal» de la aerolínea, que operará una conexión con México

La entrada de Emirates en la ruta Barcelona-Ciudad de México, prevista para el próximo 9 de diciembre, ha puesto en jaque al sector aéreo. En una carta a la que ha tenido acceso este periódico, la sección de Iberia en el sindicato de pilotos Sepla advierte a la Dirección General de Aviación Civil, dependiente del Ministerio de Fomento, del «daño irreparable» para la economía y el empleo que tendrá el crecimiento de la aerolínea, propiedad del Gobierno de Dubái, en el aeropuerto barcelonés.

El conflicto se originó a principios de 2018, cuando el anterior Gobierno otorgó, para mejorar la conectividad de El Prat, una «quinta libertad» a Emirates para que operara la ruta Dubái-Barcelona-México. Básicamente, una «quinta libertad» es una concesión para que una aerolínea que despega desde un país extracomunitario (en este caso Dubái), haga escala en un segundo país (España) para después aterrizar en un tercer Estado (México). Es muy inusual que este derecho se conceda y, según fuentes sindicales, en el caso de Emirates el Ejecutivo lo otorgó «por razones políticas».

Esta decisión soliviantó a Iberia en el pasado, porque todo apunta a que Emirates alimentará sus aviones de pasajeros en Barcelona y le «robará» así pasajeros. Pero la «quinta libertad» se mantuvo. Y ahora, cuando la entrada de la compañía en la ruta es inminente, son los pilotos de la aerolínea los que reclaman a Aviación Civil que reconsidere su postura por la «competencia desleal» de Emirates.

«El modo de operar con el que la aerolínea irrumpe en nuestro mercado natural ya fue denunciado ante la Comisión Europea el 13 de marzo de 2015. Los denunciantes consideraron que la empresa recibía ayudas ilegales que incidían en un coste prácticamente nulo del combustible, además de ayudas gubernamentales de todo tipo», explican desde el sindicato, que cree que «ninguna compañía nacional estaría en disposición de competir en igualdad de condiciones» con Emirates. Desde el Sepla consideran, además, que la conectividad con México ya está «suficientemente cubierta» por aerolíneas como Aeroméxico, British y la propia Iberia.

Otras rutas

Aeroméxico ha movido ficha en los últimos meses, intentando (sin éxito) paralizar este proceso en los tribunales. Al igual que el resto de líneas aéreas, la compañía mexicana es consciente de que está en juego un mercado sumamente rentable. Sin ir más lejos, Iberia, que ha comprado Air Europa para abrir nuevos puentes con Iberoamérica, ingresó entre abril de 2018 y marzo de este año 238,9 millones de dólares (unos 216 millones de euros) por la conexión Madrid-Ciudad de México.

Pero las dudas del Sepla no terminan en este trayecto. Al igual que los pilotos agrupados en la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores de México (ASPA), el sindicato teme que tras el precedente de México se normalice la concesión de «quintas libertades» en España. «El futuro de miles de trabajadores estaría en peligro si estas prácticas se extendieran a otras rutas. Muchas aerolíneas europeas ya han notado el efecto pernicioso que ha tenido el desembarco de estas compañías», explican los pilotos en su carta. Además de Emirates, otras líneas aéreas del golfo Pérsico han incrementado su apuesta por Europa en los últimos años. Qatar Airways, de hecho, es el accionista mayoritario de IAG, el «holding» propietario de Iberia.