Economía

Los límites al alquiler ponen en la diana a los pequeños propietarios

Los límites al alquiler ponen en la diana a los pequeños propietarios

La formación dirigida por Pablo Iglesias pretende imponer esta regulación en los Presupuestos para frenar la «especulación» de las socimis. Según el Banco de España, solo el 1% del parque está en manos de estos vehículos de inversión

Unidas Podemos insiste en limitar los alquileres. Junto a la relajación de los requisitos para acceder al ingreso mínimo vital, se ha convertido una línea roja de la formación morada, que considera que con esta medida se frenarán las subidas de los arrendamientos, que llegaron a niveles máximos en ciudades como Madrid y Barcelona antes de la pandemia.

El sector inmobiliario rechaza frontalmente esta medida, porque asegura que será contraproducente y provocará un mayor encarecimiento de los alquileres. Mientras, el Sindicato de Inquilinos presiona para que el PSOE acceda a imponer los límites, porque cree que es la fórmula más efectiva para evitar nuevas subidas de los precios. Tal y como publicó ABC, entre 2014 y 2019 los arrendamientos subieron 30 veces más que los salarios.

Los expertos, sin embargo, se han posicionado en este caso del lado del sector inmobiliario. Si bien reconocen que existe un problema de acceso a la vivienda, cuestionan que imponer límites en el mercado sea el método más efectivo para solucionarlo. Además, avisan de que si así fuera, el principal perjudicado sería el propietario particular.

Según los cálculos del Banco de España, el 90% de las viviendas en España están en manos de particulares. Solo un 10% pertenecen a empresas. Y las socimis, empresas señaladas por Unidas Podemos, solo controlan el 1% del stock total de pisos en alquiler.

«A finales de 2019 un 82% de la cartera de las socimis españolas estaba invertido en hoteles, oficinas, locales, centros comerciales y centros logísticos. En cambio, la inversión de estas sociedades en viviendas solo representaba el 11,2% de sus activos, y únicamente suponía el 0,1% del parque estimado de viviendas propiedad de las familias9 y alrededor del 1% del stock de viviendas principales en régimen de alquiler», destacaba el supervisor en un informe publicado este verano.

El propio Gobierno ha reconocido que el mercado está copado por propietarios físicos. El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, ha hablado de un porcentaje del 85%. Y la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, ha asegurado que el 96% del mercado está en manos de pequeños propietarios.

Es por ello que las asociaciones inmobiliarias han alertado del impacto que tendría en la clase media, y no en los grandes fondos de inversión, los límites al alquiler. Unidas Podemos insiste en introducirlos en los Presupuestos, pero no sería la primera vez que el Partido Socialista logra esquivar esa bala.

Ver los comentarios