Economía

Los costes del gas en España son «un sangrante diferencial» que lastra la industria

Los costes del gas en España son «un sangrante diferencial» que lastra la industria

Los industriales españoles pagan el doble que los franceses, el triple que los británicos y hasta seis veces lo que los alemanes

Las diez asociaciones sectoriales de la industria se han unido para reclamar un drástico recorte de los peajes o costes regulados del gas natural «porque son un 45% más caros que la media europea, lo que supone una grave situación de desventaja competitiva», denuncian en una nota hecha pública hoy.

Los peajes que soporta el industrial español «están tan por encima de los de sus competidores europeos que suponen un sangrante diferencial altamente penalizador, que lastra la competitividad de sus industrias, incidiendo directamente en la rentabilidad de sectores como el papelero, siderúrgico, cerámico, cogeneración, químico, vidrio, refino… y otros cuyas actividades productivas son intensivas en gas».

Con el objetivo de visibilizar esta grave situación, GasIndustrial ha promovido la unión de diez asociaciones sectoriales, seriamente afectadas, que solicitan a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMC) la resolución del problema en el futuro nuevo marco normativo. A la iniciativa se han unido Acogen (cogeneración), Anfevi (vidrio), Anffecc (productores españoles de fritas, esmaltes y colores cerámicos), Aspapel (fabricantes de pasta, papel y cartón), AOP (operadores de productos petrolíferos), Ascer (cerámicas), confevicex (vidrio y cerámica), Feique (químicas) y Unesid (siderurgia).

En España, la industria es la base del sistema gasista, supone el 62% del consumo nacional total de gas, con una factura que se eleva cada año hasta los 4.700 millones de euros. Desde hace ocho años, la competitividad del gas español ha empeorado progresivamente para todo tipo de consumidores industriales, llegando a precios entre un 20 y un 25% más alto que el de sus competidores europeos. En cuanto a costes regulados, los peajes están en España un 45% por encima de los de la media europea: los industriales españoles pagan aproximadamente el doble que los franceses, el triple que los británicos y, en algunos casos, hasta seis veces lo que los alemanes.

Aprobado a principios del pasado mes de enero, el real decreto ley 1/2019 transfiere a la CNMC las competencias en materia de peajes y retribución del sistema gasista. El organismo regulador acaba de publicar el calendario de circulares de carácter normativo en materia de energía que incidirán directamente en el coste que paga por el gas el consumidor industrial. Por tanto, se abre un periodo -de ahora hasta fin de año- para aprobar las siete circulares que conformarán un nuevo marco regulatorio del sistema gasista que deberá normalizar por fin unos peajes que minan la competitividad de cientos de industrias españolas.

Para estas industrias, el gas es estratégico y puede llegar a suponer hasta el 60% del total de su coste energético de producción, por lo que determina su competitividad, más cuando se trata de sectores fundamentalmente exportadores.

«Los peajes del gas condicionan su coste final y, siendo un coste estratégico, suponen realmente un freno al desarrollo industrial del país. Esta desventaja competitiva para cientos de industriales españoles supone realmente un quebranto y un freno para la actividad económica del país en su conjunto», subrayan.