Economía

Los consejos de Caixabank y Bankia aprueban su fusión para crear el mayor banco por activos en España

Los consejos de Caixabank y Bankia aprueban su fusión para crear el mayor banco por activos en España

Ambos órganos han dado luz verde a la operación tras cuatro horas de reunión

Cuando el 3 de septiembre por la noche Caixabank y Bankia comunicaron a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que estaban negociando su fusión, la sensación era de que gran parte del trabajo ya estaba hecho. Han sido meses de negociaciones, al menos desde antes de junio, para crear el mayor banco por volumen de activos en España. Concretamente, un gigante a escala nacional de alrededor de 630.000 millones de euros. Sumando otros más de 30.000 millones queda la foto completa de la entidad a nivel de grupo. La entidad resultante, además, contará con más de 6.700 sucursales y superará los 51.000 empleados. Todavía quedan pasos por superar, pero lo más duro está ya andado: sus consejos de administración han dado su «OK» a la fusión.

La confidencialidad ha sido clave en esta operación. Desde que el Covid-19 empezó a hacer estragos en las cuentas de los bancos se iniciaron las especulaciones de fusiones. Unos, otros y los de más allá. Y cuando había quien pensaba que sería Banco Sabadell quien tomara la iniciativa, llegaron Caixabank y Bankia con su anuncio. Aun así, llegar hasta este punto casi de no retorno no ha sido fácil. Un banco que, tras ejecutarse la fusión, tocará el 25% de cuota de mercado en España, bajo la marca Caixabank, aunque al principio convivirán las dos.

Hace escasos días la fusión por absorción encontró no pocos escollos ante las exigencias del FROB de contar con un trozo de pastel más grande en la entidad resultante, y a costa de la composición del consejo de administración. Finalmente, el acuerdo llegó: Bankia rondará el 15-16% del capital y la Fundación Bancaria La Caixa -que ha sido la que ha movido los hilos, más bien su presidente, Isidro Fainé- se asegura el 30% que figuraba entre sus líneas rojas. Para el consejo de administración, el entendimiento ha estado en 15 miembros; José Ignacio Goirigolzarri de presidente ejecutivo con limitaciones y Gonzalo Gortázar como consejero delegado con amplias funciones; una mayoría de consejeros independientes (diez), más al estilo de la actual Bankia, y con dominicales para la Fundación La Caixa y el FROB. El Estado tendrá, así, un representante en el órgano.

Los detalles que se conocen son escasos. El secretismo ha rodeado la operación, pero a posteriori no faltará comunicación pública -un área, Comunicación, que será para Goirigolzarri-.

Mañana tendrá lugar una rueda de prensa a las 12:00 horas para anunciar los términos de la fusión. La unión que alumbrará al mayor banco en España lo requiere. Al acto acudirá la plana mayor del equipo directivo; en este caso, al menos, Goirigolzarri y Gortázar. Cara a cara para dar cuenta a la opinión pública de la operación, sabiendo que por lo menos un 15% del nuevo banco pertenecerá al Estado como herencia del rescate público a Bankia, que ascendió en total a algo más de 24.000 millones de euros.

Una de las particularidades del anuncio radica en el lugar escogido para llevarlo a cabo. La rueda de prensa se celebrará en la sede de Caixabank en Valencia, con Goirigolzarri (Bankia) al frente. La entidad resultante echará a andar por primera vez en acto público en la ciudad del Turia. Es allí donde tienen los dos bancos su sede actual. La simbología está servida. Un banco toda su vida catalán como Caixabank dando a conocer cómo se ejecutará su unión con una entidad como Bankia, cuyos «dueños» están en Madrid, en este caso el FROB, el Estado, en suma. Una muestra de que la intención es que Valencia siga teniendo mucha importancia en el futuro de la entidad.

Ver los comentarios