Economía

Los comerciantes denuncian que Amazon no retira los electrodomésticos viejos al entregar los nuevos

Los comerciantes denuncian que Amazon no retira los electrodomésticos viejos al entregar los nuevos

Los dispositivos electrónicos contienen materiales que pueden ser reciclados, por lo que el incumplimiento de la normativa conlleva «un alto coste medioambiental», según FECE

La Federación Española de Comerciantes de Electrodomésticos (FECE) ha denunciado que Amazon y otras tecnológicas incumplen el Real Decreto sobre residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE), que obliga a los distribuidores a recoger gratuitamente los aparatos viejos al adquirir uno nuevo.

En un comunicado difundido este jueves, FECE detalla que la denuncia fue presentada ante el Área de Disciplina Ambiental de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Comunidad de Madrid el pasado abril, y en ella señalan que Amazon "no se responsabiliza de la recuperación de los dispositivos usados".

En concreto, FECE, que engloba a las asociaciones regionales y distribuidores de electrodomésticos, acusa a la plataforma de comercio digital de vulnerar el artículo 22 del decreto, que establece la obligación del distribuidor de recoger el viejo aparato cuando se adquiere uno nuevo, recogida que en el caso de los comercios a distancia ha de realizarse en el punto de entrega del aparato o en el domicilio del comprador, siempre de forma gratuita.

El incumplimiento del decreto afecta también al artículo 11, en virtud del cual, "los distribuidores que realicen tanto venta presencial como a distancia, difundirán la información relativa a la correcta recepción de RAEE en sus establecimientos, y a su recogida en los hogares de los consumidores", cometido informativo que, según FECE, la tienda electrónica "no realiza".

Así, la información ofrecida en la web de Amazon "no advierte de la obligatoriedad de la recogida del residuo y no informa del derecho legal a solicitarla", denuncian.

El secretario general de FECE, Carlos Moreno-Figueroa, señala en el comunicado que los comercios electrónicos que no cumplen la legislación "están siendo desleales e irresponsables con el tan necesario reciclaje", ya que "la gestión de RAEE es una forma de contribuir a un planeta más sostenible y a una economía circular real".

Los dispositivos electrónicos contienen materiales que pueden ser reciclados, por lo que el incumplimiento de la normativa conlleva "un alto coste medioambiental, pérdida de empleo y competencia desleal", al no realizarse un correcto control del residuo, subraya la entidad.

FECE, en colaboración con la Fundación Ecolec -organización sin ánimo de lucro para el reciclaje de RAEE- han contribuido a la correcta gestión de más de 26.000 toneladas de estos residuos durante 2018, un 1% más que en 2017, gracias a los más de 6.000 puntos de recogida que gestionan de forma conjunta.