Economía

Las regiones recibirán 20.000 millones del Estado en préstamos baratos en 2020

Las regiones recibirán 20.000 millones del Estado en préstamos baratos en 2020

Moody’s descarta que el próximo año vaya a haber reforma de la financiación

La reforma de la financiación autonómica seguirá sin aprobarse en 2020 y las comunidades seguirán dependiendo de los préstamos a bajo interés que les concede el Estado. Así lo analiza la agencia de calificación Moody’s en un informe para inversores en el que señala que las necesidades de financiación de las regiones ascenderán a 33.000 millones de euros. Las comunidades emitirán bonos para cubrir «casi un tercio» de este montante, es decir, unos 10.000 millones.

Sin embargo, pese a que las autonomías han aumentado su capacidad de financiarse a través de los mercados, el Estado continuará siendo el principal sostén de las regiones. La agencia de calificación señala que entre un 55% y un 60% de estos 33.000 millones de euros corresponderán a préstamos del Estado vía mecanismos de financiación, es decir, el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) para las regiones incumplidoras y el de Facilidad Financiera para las más saneadas. Es decir, alcanzará el entorno de los 20.000 millones de euros, frente a los 26.228,4 que han recibido este año del Gobierno central.

Los mecanismos de liquidez ya son estructurales, ocho años después de que de manera «extraordinaria» el Ejecutivo de Mariano Rajoy pusiera en marcha estos mecanismos para que las comunidades pudieran pagar los servicios en plena crisis y con los mercados cerrados. Desde entonces se han distribuido 245.444 millones de euros. Cataluña ha recibido un tercio, 78.781,5 millones .

«Es poco probable que el gobierno en minoría de España apruebe una reforma del sistema de financiación autonómica en 2020, lo que significa que no habrá ingresos adicionales para los gobiernos regionales españoles», apunta Moody’s. La deuda de las comunidades calificadas -todas salvo Aragón, La Rioja, Navarra y Cantabria- continuará creciendo hasta los 271.000 millones en 2020, 3.000 más que en 2018, y la agencia cree que el déficit incumplirá el objetivo del 0% del PIB el próximo año.