Economía

Las otras «batallas» de Bruselas contra las tecnológicas

Las otras «batallas» de Bruselas contra las tecnológicas

A la Comisión Europea no le ha temblado el pulso a la hora de sancionar a las grandes multinacionales digitales: Microsoft, Intel o Google han sido multadas por las autoridades comunitarias en los últimos años

El inicio de una investigación formal contra Amazon, anunciada ayer por la aún comisaria de Competencia la danesa Margrethe Vestager, tiene por objeto dilucidar si ha habido abuso de posición dominante por parte del gigante digital y, especialmente, conocer el uso que ha venido haciendo de ciertos datos de clientes y pymes que se han servido de la plataforma para vender sus productos. Todo ello, con el trasfondo de la sucesión de Juncker al frente de la Comisión Europea. Pero no es la primera vez que Bruselas se enfrenta a estos transatlánticos de la era digital:

2004: Sanción pionera a Microsoft

La Comisión Europea impuso en 2004 a Microsoft una multa de 497 millones por negarse a aportar documentación técnica a sus rivales para que pudieran generar programas compatibles con el sistema operativo Windows. Por incumplir sus compromisos, le puso otra multa de 860 millones en 2008. En total, Microsoft ha pagado 2.000 millones de euros en sanciones a la Comisión Europea.

2009: Intel pagó 1.060 euros por excluir a AMD

Al fabricante de microprocesadores Intel también Bruselas le impuso una multa en 2009 de 1.060 millones. La Comisión le acusó de utilizar entre 2002 y 2007 una estrategia para excluir del mercado a su único rival serio, AMD: desde descuentos y pagos a fabricantes de ordenadores como Acer, Dell, HP o Lenovo para que utilizaran microprocesadores de Intel y no de AMD, además de hacer lo propio con el distribuidor MediaMarkt.

Enero de 2018: Varapalo a Qualcomm

Dos de las principales multas han sido tomadas por la actual comisaria de Competencia, Margrethe Vestager. Una de ellas acabó con Qualcomm pagando una multa de 997 millones de euros a Qualcomm por abusar de su posición dominante en el mercado de chips LTE. La empresa impidió que sus rivales pudieran competir llegando a un acuerdo millonario con un fabricante clave, Apple, para que este utilizase solo sus chips.

Julio 2018: multa histórica a Google

Bruselas abrió en abril de 2015 una investigación a Google por abuso de posición dominante a través de su sistema operativo Android. Finalmente, sancionó a la compañía con 4.340 millones por imponer a los fabricantes preinstalar aplicaciones de Google en los dispositivos móviles, como Google Search o Chrome. En 2017 ya impuso una multa de 2.424 millones por favorecer en su buscador el servicio Google Shopping.