Economía

Las muertes por Covid-19 provocan la primera caída en la nómina de las pensiones

Las muertes por Covid-19 provocan la primera caída en la nómina de las pensiones

La notable mortalidad que el Covid-19 está teniendo, especialmente entre las personas de mayor edad, ha provocado la primera caída en la serie histórica de la nómina mensual de las pensiones. Los datos que hoy publica el Ministerio de Seguridad Social señalan que "la nómina mensual de ascendió a los 9.852,78 millones de euros a 1 de mayo". "En comparación con el mes anterior", añaden "ha registrado un retroceso del 0,27%, el primero de la serie".

Estas cifras dan así continuidad a la tendencia que ya se había observado en los dos últimos meses, esto es, el periodo afectado por la pandemia. En marzo y en abril, el número total de prestaciones registró sensibles descensos, tanto en comparación con el mes anterior como con la evolución de años previos. De hecho, si se observa la evolución en los últimos tres meses, que es el periodo afectado por el coronavirus, se constata que el número total de prestaciones abonadas por la Seguridad Social se ha reducido en algo más 45.000, hasta las 9,75 millones de pensiones.

Sin embargo, en ambos casos, Seguridad Social achacó esta situación principalmente al cierre de oficinas, la ralentización de los trámites y las medidas de confinamiento decretadas por el Gobierno, y avanzó que sería precisamente en mayo cuando se podría constatar el mayor efecto de las muertes. Y así lo recoge en las cifras publicados este martes.

"En esta estadísticas se observa, acentuándose la tendencia del mes anterior, un descenso en el número de pensiones y de pensionistas. En parte, esto se debe al menor número de altas en el Sistema debido al cierre de oficinas y a la situación de confinamiento. Pero también hay que tener en cuenta cómo ha influido la pandemia de COVID-19 en términos de mortandad sobre el conjunto de la población y, en mayor medida, sobre el colectivo de las personas de mayor edad", exponen desde el departamento dirigido por José Luis Escrivá.

Así, las cifras del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) evidencian que "el número de altas de pensión registradas en abril descendió en un 32,2% respecto al mismo mes del año pasado y un 13,9% si se compara con el mes anterior". Y "en lo que va de año, se ha registrado una reducción del 33,8% en el número de expedientes iniciados en comparación con el mismo periodo del año pasado". Como ejemplo, añaden en el Ministerio, "en marzo y abril se han iniciado 32.512 expedientes por jubilación, frente a los 49.798 de un año antes".

La nómina mensual también ofrece una evolución de la situación por comunidades y provincias, y ahí se puede apreciar que las regiones más afectadas por el virus son también las que han experimentado una mayor reducción en el número de prestaciones. En Cataluña, la cifra de pensiones ha caído en 11.500 en los últimos meses con Barcelona como gran responsable de ese retroceso: sólo en esta provincia la pérdida supera las 10.000 pensiones.

En la Comunidad de Madrid la reducción supera asimismo las 11.000 prestaciones, hasta caer por debajo de las 1,17 millones de pensiones, mientras que en Castilla y León el dato alcanza las 5.100. En esta última región destaca la provincia de León, que ha sufrido una caída de algo más de 1.000 prestaciones, pero también el dato de Segovia en donde hay 663 pensiones menos o el Ávila, con 415. En estos casos, la reducción supera el 1%.

Las pensiones medias, por su parte, sí han mantenido la tendencia al alza, lo que subraya el hecho de que el descenso en el gasto lo genera la menor cantidad demandantes. En concreto, la pensión media por jubilación alcanza los 1.160 euros y la pensión media del sistema está en 1.100 euros, lo que en ambos casos supone el dato más elevado de la serie histórica.

Destaca asimismo el fuerte incremento de las pensión media de las nuevas altas, y especialmente el caso de los nuevos jubilados: su prestación es de 1.472 euros, un 13% más que en el mismo periodo del año pasado.