Economía

Las llamadas a mediodía, un problema inesperado para las redes de los operadores

Las llamadas a mediodía, un problema inesperado para las redes de los operadores

El tráfico de datos, con picos inéditos durante el confinamiento, ha acaparado el protagonismo de las telecomunicaciones durante esta crisis sanitaria, pero la redes han tenido que reajustarse para hacer frente a otra dificultad inesperada: el repunte de las conversaciones telefónicas de los españoles, preocupados por sus seres queridos y afanados en cumplir sus labores mediante el teletrabajo.

"Durante los últimos años, la voz ha sido un servicio en caída, no como los datos, así que no ha estado entre las prioridades de inversión de nuestro sector", reconocen a EL MUNDO desde un operador.

A mediodía, son muchos los clientes que se han visto incapaces de conectar con la red móvil del receptor de la llamada. El motivo es la congestión de las interconexiones entre los operadores, saturación que nunca se había producido durante un periodo tan largo. "Es el mismo fenómeno que tiene lugar en Navidades", cuenta otro profesional del sector.

Con las mismas redes de siempre, se está soportando un volumen de llamadas claramente por encima de los registros habituales. La hora punta se localiza entre las 12.00 y las 13.00, en llamadas que los especialistas consultados atribuyen al auge del teletrabajo. A última hora de la tarde, aunque sin alcanzar las cotas de mediodía, se experimenta otra subida acusada, entre las 19.00 y las 20.00, conversaciones que se estiman vinculadas a las de familiares y amigos.

Cuando se realiza una llamada, la red inteligente de cada operador detecta si el receptor al que se dirige forma parte de la base de clientes de otra compañía. Las empresas de telecomunicaciones mantienen nodos de interconexión con sus competidores para resolver esto. Existe siempre una ruta por defecto, pero puede estar saturada, como ha venido ocurriendo durante el confinamiento. Por eso, se cuenta con opciones de desborde, puntos que pueden superar el centenar por cada operador. Si esas posibilidades se encuentran igualmente congestionadas, se recurre a las redes del incumbente del mercado, Telefónica, que permite que su infraestructura para telefonía fija se utilice para llamadas de móvil.

El volumen de llamadas es tal que tan complejo diseño se ha demostrado insuficiente, un problema que las compañías se han aplicado en remediar durante las últimas semanas. Interconexiones acostumbradas a una ocupación de entre el 50% y el 70% han rebasado el 100% en no pocas ocasiones.

Ayer mismo, Vodafone hizo público un estudio de consumo de la presente semana. El pasado lunes, el tráfico de voz fue un 13% mayor que el del 9 de marzo, último lunes previo al estado de alarma. Ya se aprecia cierto asentamiento: con respecto al día 9, el 16 de marzo se llegó a contabilizar una subida media del 36% en voz móvil y de un 134% en la categoría de fijo.