Economía

La UE excluirá de su 5G a las empresas de "alto riesgo" pero no señala a Huawei

La UE excluirá de su 5G a las empresas de

El 5G de la Unión Europea se abre a Huawei. Bruselas no prohíbe la entrada en sus redes a la empresa de telecomunicaciones china, vetada en EEUU y señalada por Donald Trump como un riesgo para la seguridad nacional, acusaciones a día de hoy no han sido probadas y que la compañía asiática niega insistentemente.

Desde este miércoles, Europa ya cuenta con unas recomendaciones comunes de cara al despliegue de las redes móviles del futuro, las de 5G. Sin embargo, estas advertencias no señalan a ninguna empresa en particular como un peligro a tener en cuenta, tampoco a Huawei. En una fase previa, en la que cada nación examinaba los riesgos, España tampoco incluyó menciones a esa marca, tal y como pudo saber EL MUNDO.

"Lo que estamos definiendo hoy es una estrategia europea para el 5G que respete la naturaleza abierta del mercado interior y la seguridad de los ciudadanos y nuestra soberanía tecnológica", ha afirmado Margrethe Vestager, vicepresidenta ejecutiva de la Comisión Europea. Sobre los riesgos, la danesa se ha referido abiertamente a la "interferencia de Estados de fuera de la UE o actores con respaldo estatal a través de la cadena de suministros del 5G".

Desde EEUU se asegura que Huawei, a pesar de su carácter privado, mantiene vínculos con el Gobierno chino, y que sus equipos podrían alojar backdoors que conllevan vulnerabilidades de los equipamientos de telecomunicaciones de la quinta generación de las redes móviles. Dentro del despliegue de redes de 5G, se considera especialmente crítico el desarrollo del core, el núcleo en el que se alojan la información y los datos, y desde donde se controla el sistema al completo.

Los riesgos se multiplican por el hecho de que, en los próximos años, la densidad de las conexiones aumentará con motivo de las transmisiones entre objetos que implica el llamado internet de las cosas (IoT). Además, la industria, con la robótica y la inteligencia artificial (AI) integradas, dependerán igualmente del 5G.

Celebración china por la medida "imparcial"

"Huawei acoge positivamente la decisión de Europa que permite a la compañía continuar participando en el despliegue de 5G de Europa. Esta decisión sobre la seguridad de 5G, tomada de forma imparcial y basada en evidencias, permite a Europa tener una red 5G más segura y rápida", ha expuesto la compañía en un comunicado facilitado a este periódico.

Puesto que no se se señala a ningún proveedor de equipamiento tecnológico, todo queda en el aire. Eso sí, la UE sostiene que restringirá la participación de actores "de alto riesgo", hasta el punto de llevar a cabo "exclusiones necesarias" en algunos puntos "críticos y sensibles". ¿Superaría Huawei esas exigencias? Bruselas, de momento, no se pronuncia.

Reino Unido choca con EEUU

La Comisión ya había avisado de que sus normas serán "estrictas, exigentes", tal y como expuso el martes el comisario de Mercado Interior, el francés Thierry Breton, que está a cargo de las áreas de Industria y de Telecomunicaciones. Ese mismo día, previo al pronunciamiento de Bruselas, Reino Unido se abrió igualmente a la participación de Huawei en sus redes, una fricción para las relaciones geopolíticas de los británicos con los estadounidenses, especialmente importantes en pleno Brexit.

El secretario de Estado norteamericano Mike Pompeo había llegado a advertir al premier de que afrontaba una decisión "crucial". La labor de lobby no ha surtido el efecto deseado y crea una grieta en la estrategia conjunta Five Eyes, la compartición de datos de inteligencia que llevan a cabo EEUU, Reino Unido, Australia, Nueva Zelanda y Canadá. EEUU y Australia habían sido tajantes en la imposición de barreras a Huawei, pero Reino Unido se ha salido de esa senda y ha dejado abiertas sus redes a la compañía con sede en Shenzhen. Nueva Zelanda llevó a cabo una prohibición parcial en 2018. Canadá no ha tomado una decisión al respecto, que podría quedar influida por la postura final de Reino Unido. Pompeo ha subrayado este miércoles que permitir la participación a Huawei crea "riesgo real".