Economía

La receta de los economistas para hacer más accesible el alquiler

La receta de los economistas para hacer más accesible el alquiler

El Consejo General de Economistas ha propuesto al Gobierno varias alternativas a los controles de precios

No hay soluciones mágicas en el caso del alquiler. Es el rotundo mensaje que transmitió ayer el Consejo General de Economistas, que destacó en un coloquio que los límites de precios que prevé aprobar el Gobierno ya han fracasado en otras ciudades europeas, como Berlín y París.

Los economistas reclaman al Gobierno que tenga amplitud de miras y coordine varias acciones para intentar facilitar el acceso a la vivienda. La atonía de los salarios y la revalorización de los pisos en alquiler y compraventa ha expulsado del mercado a colectivos como los jóvenes en los últimos años. Según agencias de calificación como Moody's, la situación empeorará con la crisis del coronavirus.

Para atajar esta problemática, el Consejo General de Economistas propone una serie de medidas que pasan por:

Más recursos para la vivienda

El Colegio reclama incrementar los fondos públicos destinados a vivienda. El Ejecutivo ha presumido de que la dotación para las políticas de vivienda crece un 368% en los Presupuestos de 2021, hasta los 2.253 millones. Los economistas desmontan esas cifras, explicando que la mayor parte de esa cuantía proceden de los fondos de la UE.

Colaboración público-privada

Otra propuesta de los economistas pasa por no legislar de espaldas al sector inmobiliario. La organización pide fomentar la colaboración público-privada para rehabilitar y ampliar el parque de viviendas y evitar «hacer recaer en los propietarios los problemas creados por la ineficacia y falta de coherencia de las políticas públicas».

Incrementar el número de pisos

Los economistas, al igual que las inmobiliarias, achacan la subida de precios en el alquiler a la falta de oferta y la alta demanda. Por ello, piden incrementar el número de viviendas accesibles en alquiler en determinadas ciudades, en un contexto de crisis económica como el actual, donde «es previsible que aumente la movilidad laboral».

Ayudas para alquilar

La posibilidad de ofrecer ayudas directas también es contemplada por el Consejo. El gasto social en vivienda en España (básicamente subvenciones a personas desfavorecidas) fue en 2017 de 1.186 millones de euros. El mismo año, Francia ofreció 18.504 millones de euros, Alemania de 18.177 y Reino Unido 27.633 millones.

Ver los comentarios