Economía

La OMC augura un desplome histórico del comercio de hasta 6 billones en 2020

La OMC augura un desplome histórico del comercio de hasta 6 billones en 2020

La institución recalca que el globo afronta el peor escenario posible aunque niega que la crisis del coronavirus vaya a tumbar la globalización

«Esta crisis pone en cuestión muchas cosas». Así de rotundo se ha mostrado el director general de la Organización Mundial del Comrcio (OMC), Roberto Azevedo, en la presentación del informe anual de la institución de 2019 y las previsiones para este ejercicio y el siguiente. Unas estimaciones a la baja con tintes históricos por culpa del coronavirus.

La institución augura que el comercio mundial de mercancías se desplomará en 2020 entre un 13% y un 32%, en función del escenario que se contemple. Esto se traduce en una pérdida de intercambios comerciales por valor de entre 2,45 y 6,04 billones de dólares. «Me gustaría empezar diciendo que ya estábamos preocupados porque veníamos de unos tiempos que no eran los mejores para el comercio», ha comentado Azevedo, en referencia a que el Covid-19 ha llegado en el peor momento posible a causa de la desaceleración económica global y las tensiones comerciales.

En este sentido, de cara a 2021 la organización calcula que el comercio se recuperará entre un 21,3% y un 24%, según cómo evolucione el escenario durante este ejercicio. La valoración de la institución es clara: «En la hipótesis optimista, la recuperación será suficientemente intensa para que el comercio se sitúe cerca de su tendencia anterior a la pandemia (...), mientras que en la hipótesis pesimista solo se prevé una recuperación parcial». En otras palabras, que podría perderse para siempre una parte del intercambio de mercancías.

Pese a todo, el responsable de la OMC ha rechazado que este panorama vaya a suponer una vuelta atrás con la globalización. En su lugar, sí que estima que lo que demuestran estas cifras es que «no hemos estado cooperando los suficientemente unidos».

Desde la institución, asimismo, han destacado que los países más afectados por el «shock» del Covid-19 serán los que tengan un peso mayor de los servicios. Este es el caso, por ejemplo, de España, tan orientada a sectores como la hostelería y el turismo. Y las consecuencias en este ámbito podrían ser catastróficas a nivel mundial: «Lo que disminuya el comercio de servicios durante la pandemia puede perderse para siempre».

Por regiones la tendencia al hundimiento es la misma, con matices en los porcentajes. En cuanto a las exportaciones, Norteamérica con hasta un 40,9% de caída en 2020 sería la zona más afectada por la crisis económica que se viene, seguida de Asia con un 36,2%. En el caso de Europa el desplome llegaría hasta el 32,8%. Siempre pensando en el peor escenario posible, ninguna región bajando menos del 12% ni siquiera en las mejores previsiones planteadas.