Economía

La matriz de Endesa dispara un 36% sus inversiones en renovables: 40.000 millones hasta 2023

La matriz de Endesa dispara un 36% sus inversiones en renovables: 40.000 millones hasta 2023

Enel, la eléctrica italiana a la que pertenece Endesa, prevé realizar inversiones por valor de 40.000 millones de euros hasta 2023, lo que supone un incremento del 36% frente a lo previsto hasta ahora.

Así se recoge en el Plan Estratégico 2021-2023, presentado este martes por la compañía italiana, que contempla que dichas inversiones movilizarán otros 8.000 millones de otras compañías.

Más del 90% de estas inversiones estarán en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU (ODS). Además, según los cálculos iniciales de Enel, entre el 80% y el 90% del gasto de capital consolidado del Grupo se alineará con los criterios de la UE por su contribución sustancial a la mitigación del cambio climático.

De la inversión que realizará Enel, más de la mitad se dedica a la generación de energía global, con alrededor de 17.000 millones de euros a las energías renovables, lo que conducirá a una capacidad renovable consolidada instalada global de 60 gigavatios (GW) en 2023, un 33% más que este año.

Como resultado, junto al cierre de centrales térmicas, se prevé que las emisiones de CO2 del Grupo disminuyan en más del 30%, de 2020 a 2023, lo que coloca a Enel en el camino para lograr su objetivo de descarbonización para 2030 del 80% de emisión de gases de efecto invernadero en relación con 2017.

Por otro lado, alrededor del 43% de la inversión será para el despliegue de Infraestructura y Redes y el resto a clientes.

A nivel de Grupo, Enel espera que el beneficio bruto de explotación (Ebitda) ordinario se sitúe en un rango entre 20.700 y 21.300 millones de euros en 2023, lo que implica una tasa de incremento anual de entre el 5% y el 6%.

Asimismo, espera que el beneficio neto ordinario se sitúe en un rango entre 6.500 y 6.700 millones de euros en 2023, lo que implica un incremento anual de entre el 8 y el 10%%.

Enel espera lograr la optimización continua de la gestión financiera del Grupo, en particular a través de un aumento de las finanzas sostenibles, que representarán alrededor del 50% de la deuda bruta total en 2023, lo que se traduce en un menor costo de la deuda.

En cuanto al dividendo, los accionistas recibirán un dividendo fijo garantizado creciente por acción (DPS) durante los próximos tres años con un objetivo de 0,43 euros por acción en 2023, lo que supone un crecimiento del 7%.

Enel ha presentado también algunas previsiones a 2030. En esta década espera que el Ebitda ordinario del grupo aumente a una tasa anual de entre el 5% y el 6%, mientras que el beneficio neto ordinario lo haga entre un 6% y un 7%.

El Grupo espera movilizar inversiones de 190.000 millones de euros en el periodo 2021-2030, impulsando la descarbonización, la electrificación de los consumos y las plataformas para crear valor compartido sostenible para todos los grupos de interés y rentabilidad a medio y largo plazo.