Economía

La lentitud del SEPE anticipa un nuevo caos de impagos en las prestaciones

La lentitud del SEPE anticipa un nuevo caos de impagos en las prestaciones

Las citas en las oficinas del paro están concediéndose ya para el mes de enero

Los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) han sido el balón de oxígeno para miles de empresas durante lo peor de la pandemia. Son ya más de siete meses de despidos temporales, que alcanzaron su pico durante el confinamiento con más de 3,4 millones de trabajadores en esta situación. Desde entonces se han logrado reincorporar una cantidad amplia de ellos pero todavía muchos permanecen «hibernados»... y se espera que la cifra aumente a corto plazo. Con el intrínseco colapso recurrente del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

La última negociación para extender los ERTE fue dramática. Choques entre agentes sociales y Gobierno, y con acuerdo final, aunque con distintas bonificaciones. «Se han convertido en la nueva normalidad»,