Economía

La guerra comercial podría dar «una buena oportunidad» al aceite de oliva y al vino españoles

La guerra comercial podría dar «una buena oportunidad» al aceite de oliva y al vino españoles

El secretario general de la Feria Internacional de China Occidental ha afirmado que España puede verse beneficiada por el bloqueo entre China y Estados Unidos

El conflicto comercial entre China y Estados Unidos, con los aranceles impuestos por ambos países a las importaciones procedentes de su competidor, supone "una buena oportunidad" para España, ha asegurado este lunes en Madrid el secretario general de la Feria Internacional de China Occidental. "En los productos en los que España tiene una clara ventaja, la disputa comercial entre Estados Unidos y China supone una buena oportunidad de entrada en el mercado chino", ha señalado Qinglong Yang, secretario ejecutivo del comité organizador de la feria ';Western China International Fair';, presentada hoy en Madrid.

España, según Yang, es un país destacado en productos de la agricultura, vino, aceite de oliva, nuevos materiales, uso civil de productos militares, productos cosméticos, energías limpias o tecnologías de desalinización, en los cuales puede verse beneficiada por el bloqueo entre China y Estados Unidos.

«En los productos en los que España tiene una clara ventaja, la disputa comercial entre Estados Unidos y China supone una buena oportunidad de entrada en el mercado chino»

Esta feria, que tendrá lugar en septiembre de 2020 en Chengdú, capital de la provincia de Sichuan, en la zona central del país, recibió en su última edición a más de 6.000 empresas de 80 países y 500.000 visitantes.

Yang ha reconocido que en las últimas ediciones han participado "pocas" empresas españolas, por debajo de las compañías francesas, alemanas o checas. "Esperamos el año que viene recibir más empresas españolas, el Gobierno español anunció la decisión de establecer consulado en Chengdú, queremos aprovechar esta ocasión", ha añadido el secretario general de la feria, que baraja designar a España como país invitado para impulsar la afluencia.

Entre los productos españoles que más interesan al mercado chino, ha reseñado el jamón, el vino o el aceite, cuyo consumo está creciendo "a gran velocidad" por el incremento del nivel de vida de los chinos, que buscan productos "más sanos", así como la moda española, con marcas como Zara o Massimo Dutti.

En la presentación también ha participado el director de Asuntos Internacionales del ICEX España Exportación e Inversiones, Javier Serra, quien ha destacado que para su organismo China es "una prioridad esencial", aunque el conocimiento del país por parte de las empresas es "todavía insuficiente".

Serra ha recordado que España exporta cada año bienes a China por un valor de 6.000 millones de euros, con protagonismo de los productos agroalimentarios, industriales, componentes de automoción y cosméticos; e importa unos 20.000 millones de euros al año, que ya no son textil o calzado, sino nuevas tecnologías. "Las inversiones se han dado la vuelta, si hace años España era un gran inversor en China, ahora hay crecientes inversiones chinas en España, no solo en clubes de fútbol, alimentación y hoteles, sino en valor añadido y alta tecnología", ha destacado.