Economía

La GSMA adelanta su consejo y decidirá hoy si el Mobile World Congress se celebra en Barcelona

La GSMA adelanta su consejo y decidirá hoy si el Mobile World Congress se celebra en Barcelona

Nokia, Deutsche Telekom y Rakuten confirman que anulan su partipación al congreso mundial de móviles, la mayor cita del sector a consecuencia del temor al coronavirus chino

Tocado y prácticamente hundido. La celebración del Mobile World Congress (MWC), el mayor congreso de telefonía móvil del mundo quke desde 2006 se celebra en Barcelona, sigue todavía en el aire, pero las últimas bajas han metido más presión. La GSMA, entidad organizadora del evento, ha decidido adelantar este miércoles su consejo ordinario donde se decidirá si el Mobile se celebra o no finalmente. El evento se celebrará entre el 24 al 27 de febrero.

Ante la cascada de no asistencias por parte de las empresas, la organización ha informado que en vez del viernes, como estaba prevista inicialmente, la reunión se realizará a las 14.00 horas. Es una comisión formada por parte de miembros del consejo de la GSMA, con lo que se espera que se trate de un consejo reducido encabezado por las empresa de telecomunicaciones europeas, Orange, Vodafone, Deutsche Telekom y Telefonica. Se espera, además, que emitan a lo largo del día un comunicado conjunto, ya que los operadores europeos son miembros fundacionales de la asociación de la industria GSMA que organiza el evento.

Esta decisión se produce desepués de que en la jornada de este miércoles nuevas empresas hayan tirado la toalla. Así, Deutsche Telekom, Rakuten y, finalmente, Nokia han decidido no asistir al congreso de Barcelona. En total, son más veinte las empresas que han cancelado su participación o reducido la misma por temor a contagios del coronavirus chino, una epidemia originada en la región de Wuhan y que ha causado más de mil muertos y 40.000 infectados.

En el caso de la operadora alemana, Reuters que la decisión la hará oficial a lo largo de las próximas horas. Tal paso, si se confirma, daría un golpe a la celebración del MWC, cuyas previsiones apuntan a mñas de 109.000 visitantes a Barcelona y un impacto económico a la ciudad en torno a los 492 milones de euros. Es un evento importante que tradicionalmente ha sido foco de atención a nivel mundial.

En el caso de Nokia, la firma finlandesa se une a otros gigantes de infraestructuras de telecomunicaciones como Ericsson que han decidio anular su asistencia al MWC. La empresa ha contratado un espacio de más de 1.500 metros cuadrados. «Hemos estado analizando cuidadosamente la situación a raíz del brote del coronavirus con el objetivo de tomar una decisión basada en hechos relacionados con nuestra asistencia al Mobile», apuntan fuentes de la empresa en un comunicado, en el que recalcan que «la salud y la seguridad de nuestros empleados es nuestra prioridad absoluta». Por el momento, otras firmas importantes como Huawei, Xiaomi o Samsung han mantenido sus planes de asistir a la feria.