Economía

La eólica elevó un 5,8% su contribución a la economía española en 2018, hasta 3.584 millones

La eólica elevó un 5,8% su contribución a la economía española en 2018, hasta 3.584 millones

El sector generó 23.972 empleos, según el estudio macroeconómico elaborado por Deloitte para la Asociación Empresarial Eólica (AEE)

El sector eólico contribuyó con 3.584 millones de euros a la economía española en 2018, un 5,8% más con respecto al ejercicio anterior, y generó 23.972 empleos, según los datos del estudio macroeconómico del impacto del sector en España elaborado por la consultoría Deloitte para la Asociación Empresarial Eólica (AEE).

De esta contribución del sector a la economía española, que supone un 0,31% del Producto Interior Bruto (PIB), unos 2.450 millones de euros fueron de manera directa y 1.134 millones de euros de indirecta.

En lo que se refiere a esa cifra total de casi 24.000 empleos derivados de la actividad del sector eólico en 2018 en España, representa un incremento del 6,1% con respecto a 2017, con casi 1.400 empleos adicionales.

En rueda de prensa, el director general de AEE, Juan Virgilio Márquez, consideró que este incremento debería mantenerse en los próximos años, pudiendo llegar a «casi duplicarse» la cifra actual de empleo en el horizonte de 2030.

En 2018, las exportaciones del sector ascendieron a 2.181,5 millones de euros, frente a unas importaciones de 863,8 millones de euros. Como consecuencia, las exportaciones netas supusieron 1.317,6 millones de euros, un 53,8% de la contribución directa al PIB del sector.

Por otra parte, la eólica, que alcanzó una cobertura del 19% de la demanda en 2018, tuvo un efecto ahorro en la factura de 6,8 euros por megavatio hora (MW/h), elevando así su impacto en el precio del mercado mayorista a 1.732 millones de euros. Desde 2018, este ahorro supera los 23.500 millones de euros.

En lo que se refiere a las emisiones de gases de efecto invernadero eludidas por la sustitución de combustibles fósiles, el sector mitigó 26 millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2) en 2018, evitando importaciones de combustibles fósiles por 9,5 millones de teps (valoradas en 1.699 millones de euros).

2018, punto de inflexión

En 2018, la eólica incrementó en 392 MW su potencia instalada, de los cuales 190 MW fueron en Canarias, alcanzando los 23.484 MW, en unos años que suponen «un punto de inflexión» para el sector con el desarrollo de la potencia adjudicada en las subastas de 2016 y 2017, indicó la presidenta de AEE, Rocío Sicre.

Además, el sector debe abordar los retos que plantea el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) del Gobierno, la hoja de ruta a 2030, que prevé que la aportación de la eólica pase del 19% actual al 34% de la demanda total de electricidad.

Estos planes suponen un incremento de la potencia de esta tecnología anual en España a 2030 de más de 2.000 MW para llegar al objetivo de 50 GW a ese horizonte, para lo que el sector considera necesario una planificación energética «con los distintos actores alineados, que proporcione una seguridad regulatoria y retributiva», destacó Sicre, que consideró que la transición energética requiere una inversión «continuada en el tiempo de miles de millones de euros anuales en energías renovables y eficiencia energética». Para ello, la presidenta de AEE afirmó que es necesario «salvaguardar la confianza de las empresas», informa Ep.

Asimismo, el sector considera necesario contar cuanto antes con un calendario de subastas, con «un diseño nuevo», que dé «visibilidad» a la eólica para abordar el desarrollo de esa potencia necesaria para alcanzar los objetivos a 2030, señaló Márquez.