Economía

La deuda española marca un nuevo máximo histórico y el BCE advierte de las graves consecuencias

La deuda española marca un nuevo máximo histórico y el BCE advierte de las graves consecuencias

La deuda pública española marcó en septiembre un nuevo máximo histórico al alcanzar los 1,174 billones de euros. Este dato supone un incremento de un 1% respecto a la cifra de agosto, y en términos de Producto Interior Bruto (PIB) el pasivo del conjunto de las Administraciones Públicas alcanza el 98%.

Tras el señalado repunte de septiembre, la deuda pública recupera la tendencia alcista que ha marcado los últimos años. Los datos de Banco de España muestran que en julio se produjo una leve reducción, pero tanto en agosto como en septiembre el dato ha repuntado.

La marcada evolución ascendente comenzó en 2008, año en el que la crisis comenzó a azotar a la economía española. Desde entonces, los abultados déficits, que llegaron a superar el 10% en 2009 y también en 2012, han provocado que en apenas diez años la deuda haya pasado de 383.798 millones a a 1,174 billones de euros.

Advertencia de Draghi

La publicación del último dato de deuda coincide con la advertencia que precisamente sobre este punto ha realizado hoy el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi. Durante su intervención en el ciclo de conferencias del Congreso Europeo de Banca, el banquero ha afirmado que "para proteger a sus hogares y empresas del aumento de los tipos de interés, los países altamente endeudados no deberían incrementar su deuda y todos los países deberían respetar las reglas de la Unión".

La advertencia de Draghi, que se ha interpretado como una referencia directa a Italia pero que también sirve para España, también ha incluido la mayor "vulnerabilidad a shocks" económicos que presentan las economías altamente endeudadas.

Asimismo, y ante el inminente fin del programa de compras masivas de deuda, Draghi también ha avisado de los posibles repuntes de las primas de riesgo. Hasta ahora, el programa del BCE ha mantenido los diferenciales en niveles muy reducido, pero cuando la ayuda del Banco Central desaparezca es muy probable que se produzcan tensionamientos en los diferenciales. Esta circunstancia, ha explicado, se trasladan a la economía a través del endurecimiento de las condiciones de los préstamos y créditos bancarios.

Conforme a los criterios de

The Trust Project
Saber más