Economía

La Covid remata el cierre de oficinas bancarias con el peor dato en 40 años en Castellón

La Covid remata el cierre de oficinas bancarias con el peor dato en 40 años en Castellón

El proceso de desmantelamiento de oficinas bancarias ha sido paulatino e imparable desde la crisis de 2008. En aquella época la provincia de Castellón registraba el máximo histórico en cuanto a volumen de oficinas bancarias se refiere, con un total de 684 en el conjunto de las comarcas castellonenses, según muestran las estadísticas que publica con carácter trimestral el Banco de España.

La pandemia sanitaria del coronavirus ha acelerado aún más si cabe este proceso y el número de entidades bancarias en el conjunto de la provincia de Castellón ha descendido un 10% en tiempo de Covid-19. En estos momentos, el número de oficinas bancarias en las comarcas castellonenses se sitúa en 267, con datos a 30 de septiembre de 2020, últimas cifras publicadas por el Banco de España.

Esta cifra es la más baja de los últimos 40 años en la provincia de Castellón. De hecho, hay que remontarse a 1977 -hace 43 años-, para encontrar un número menor de oficinas bancarias en la provincia, ya que en aquel año el volumen de entidades era de 266, una menos que en la actualidad.

Además, el dato de septiembre de 2020, evidencia que en los últimos 12 meses se han cerrado 30 oficinas de bancos más en la provincia de Castellón, ya que en septiembre de 2019 el volumen de locales era de 297, detalla el Banco de España.

Además, respecto al máximo histórico registrado en cuanto a volumen de oficinas se refiere en la provincia de Castellón, el dato actual de locales 267 abiertos supone un retroceso del 60%.

En este sentido, cabe recordar que el máximo de locales de oficinas bancarias en las comarcas castellonenses se registró al cierre de septiembre de 2008, cuando había 684 operativas.

El cierre paulatino de oficinas bancarias es especialmente notable en la provincia de Castellón que, junto a Alicante, se encuentran entre las provincias de España donde ha habido mayor porcentaje de cierres de entidades desde 2008, según un informe reciente de la consultora española Tatum fechado a finales del pasado septiembre.

El número de oficinas comerciales de las entidades financieras se ha reducido en un 46% desde 2009, lo que supone 20.234 oficinas menos, y se espera que entidades como BBVA, CaixaBank, Bankia o Sabadell cierren más de 800 sucursales en lo que queda de año, lo que supondría alrededor del 3,4 % de la red de la gran banca en España.

Según ese informe, el índice de penetración bancaria -ratio de oficinas por cada mil habitantes- se ha reducido casi a la mitad, pasando de 0,95 en 2009 a 0,51 en diciembre de 2019.

Esta reducción ha supuesto que más de 4.000 municipios españoles -51,8% del total- no tengan acceso a ninguna oficina bancaria. Castellón, Alicante, Almería, Barcelona, Castellón, Gerona, Lérida, Madrid, Orense, Palencia, Tarragona y Zaragoza son las provincias donde ha habido mayor porcentaje de cierres desde 2008.

Este ajuste ha supuesto la pérdida de más de 86.255 empleados, lo que equivale a una reducción del 32,8% de la plantilla. Además, el informe señala que las sucursales tradicionales se han reinventado mediante el uso de nuevas tecnologías para responder «a las necesidades de un cliente cada vez más exigente con la inmediatez, la autonomía y la transparencia». Así, el 47,1% de los clientes bancarios opera ya con su entidad a través del móvil al menos una vez a la semana.

En este contexto, el informe apunta que la concentración en el sector bancario continuará acelerándose ante la crisis de la Covid-19 «y en pro de la rentabilidad».

Además, tras la fusión anunciada entre CaixaBank y Bankia este número se reducirá aún más y la entidad resultante se convertirá «en el mayor banco del mercado español y el décimo de la Unión Europea por activos».

Un sector en cambio constante

Concentración. La mitad de los bancos han desaparecido desde la crisis de 2008 (el 45% de los que había). 159 entidades ya no existen. España es el segundo país en que más se ha concentrado la banca de toda la Unión Europea sólo por detrás de Países Bajos, según datos del Banco de España.

Fusiones. Durante el presente ejercicio 2021, con las fusiones de Caixa-Bankia y BBVA-Sabadell, los 4 grandes controlarán más del 70% del mercado. El sector ha perdido 100.000 empleados en la última década.