Economía

La CEV y socios de Cataluña y Aragón suman reivindicaciones

La CEV y socios de Cataluña y Aragón suman reivindicaciones

Los presidentes de la Confederación Empresarial de la Comunidad Valenciana (CEV), Salvador Navarro; Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre; y CEOE Aragón, Ricardo Mur, han pedido que el grado de inversión en infraestructuras vaya acorde al peso que representan las tres comunidades a nivel nacional, pues en el 2018 -último año con datos disponibles- se ejecutó por la administración central en las tres comunidades únicamente el 20,7% de la inversión regionalizable.

Las tres patronales mantuvieron este jueves un encuentro en Benicarló para reivindicar aquellas infraestructuras comunes que consideran estratégicas para seguir siendo competitivos.

Durante su comparecencia ante los medios, los dirigentes de las tres patronales destacaron que, con casi 14 millones de habitantes de la Comunidad Valenciana, Cataluña y Aragón, representan el 30 por ciento de la población total del país y el 30% del total de población activa. El 32% del total de las empresas del país están situadas en su territorio y su aportación al PIB nacional llega al 31% del total. Además, el 41% del total de importaciones y exportaciones españolas tienen origen o destino en estas tres comunidades.

Los empresarios de las tres regiones ven «estratégicas» para el crecimiento económico de las tres comunidades autónomas y del resto del país infraestructuras como el Corredor Mediterráneo, el Corredor Cantábrico-Mediterráneo, los accesos a Puertos, la conversión de la N-232 en Autovía A-68, la prolongación de la A-7/CV 10, las conexiones internacionales por los Pirineos y el Corredor Tarragona Península (A-27).

Antes de la reunión, el presidente de la CEV, Salvador Navarro, aseguró que el encuentro será un «punto de partida» para tratar temas de infraestructuras y fiscalidad, entre otros, que «benefician al interés general de las empresas. Se trata de empezar una toma de contacto normal entre territorios vecinos y, sobre todo, en cuestiones económicas».

Preguntado por la situación del sector agrario, Navarro señaló que la situación del campo es de «conflicto nacional» y debe ser «una solución nacional», con soluciones compartidas «por productores, comercializadores, distribuidores y consumidores para defener un producto de calidad que debe estar también visto en el precio».

Por su parte, el presidente de CEOE Aragón, Ricardo Mur, subrayó que es «muy importante» que territorios vecinos, con lazos comerciales y una historia común de muchos siglos, se sienten a hablar de las cosas que les afectan desde un punto de vista económico. «Yendo juntos en determinadas cuestiones podemos tener mayor capacidad de reivindicación y, sobre todo, mayor capacidad de solución», añadió.

Destacó que Aragón con Cataluña tienen una cifra de negocio actual de 8.000 millones de euros y con la Comunidad Valenciana prácticamente de 2.000 millones. «Estamos obligados a entendernos». El presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, destacó que la estragia de las tres patronales «no deja de formar parte de una sinergia global de la CEOE, de intentar que las comunidades vecinas resuelvan su situación».