Economía

La CE plantea un hachazo de 585 millones anuales a las ayudas de la PAC en plena crisis

La CE plantea un hachazo de 585 millones anuales a las ayudas de la PAC en plena crisis

El ministro Planas se reúne hoy con las organizaciones Asaja, COAG, UPA y cooperativas agroalimentarias

La propuesta presupuestaria para el periodo 2021-2027 presentada por la Comisión Europea la semana pasada no ha gustado nada en el campo español. Si bien, Bruselas pone sobre la mesa un nuevo fondo de reconstrucción económica de 750.000 millones de euros (bautizado como «Nueva Generación), que contempla entre otras cosas un «refuerzo»de 15.000 millones de euros para el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural elevando el presupuesto comunitario hasta los 1,87 billones, asesta un fuerte hachazo a la Política Agraria Común (PAC).

En concreto, del 9,7% en las ayudas directas y del 6,3% en desarrollo rural para el periodo 2021-2027. Si lo ponemos en cifras, para la PAC 2014-2020, de la que se benefician unas 700.000 personas en España, hay presupuestados 383.500 millones de euros, frente a los 348.000 millones del proyecto de la Comisión para los próximos siete años.

De prosperar la propuesta de la Comisión, que ahora debe pasar por el tamiz de los gobiernos en el Consejo Europeo y del Parlamento Europeo, COAG estima que España perdería 585 millones de euros anuales en fondos europeos (4.095 millones en todo el periodo). Asaja eleva el recorte hasta los 4.300 millones entre 2021 y 2027. Mientras, desde el Ministerio de Agricultura se pone el énfasis en que el nuevo fondo de reconstrucción «Nueva Generación»va a suponer una inyección global de 26.434 millones de euros para la PAC y lo consideran «un reconocimiento al papel que juega la PAC en la sociedad europea, que ha quedado manifiesto con el Covid-19».

Una opinión muy distinta mantienen las principales organizaciones agrarias, con quienes se reúne el ministro de Agricultura, Luis Planas, hoy. Desde Asaja, califican estos recortes de «intolerables en el momento actual»y recuerdan que «muchos sectores y muchas explotaciones han quedado serieamente afectados por la crisis del coronavirus». Por este motivo, instan al resto de instituciones comunitarias a parar este «despropósito».

En una línea similar, el secretario general de COAG, Miguel Blanco, dice que «la UE vuelve a evidenciar la hipocresía de sus políticas: menos prespuesto para afrontar una transición verde» y afea a las autoridades comunitarias que no exigan los mismos estándares a terceros países. Desde UPA consideran el recorte en la PAC «incongruente e ilógico», cuando los exigencias sobre los agricultores se incrementan como consecuencia de la estrategia europea «De la granja a la mesa», que prevé la reducción del 50% en el uso de pesticidas o un incremento de la producción ecológica, entre otras medidas.

Para las cooperativas agroalimentarias, la PAC debe tener «al menos la misma dotación presupuestaria que el actual periodo, algo que ya han solicitado el Parlamento Europeo y la mayoría de los estados». Esta organización, sí valora la inclusión de la agricultura en el plan de recuperación de la UE, con el «refuerzo» al Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural.

Al proyecto presupuestario de la Comisión todavía le resta una intensa negociación política en el Consejo y el Parlamento Europeos. Para Planas se trata de «una buena base»para comenzar a negociar y confia en que se llegue a un acuerdo lo antes posible y que permita la reforma de la PAC.

Desde la oposición, el exministro del Interior y miembro de la comisión de Agricultura del Parlamento Europeo Juan Ignacio Zoido, se confiesa «decepcionado»con la propuesta del ejecutivo comunitario y la tacha «insuficiente». En este sentido, critica el «conformismo del PSOE de Sánchez»en esta materia y cree que el presidente «no tiene como prioridad al mundo agrario y ganadero». Por este motivo, le insta a «no ceder y abandonar al sector primario a su suerte».