Economía

La banca española suma 112.150 despidos desde el inicio de la crisis

La banca española suma 112.150 despidos desde el inicio de la crisis

Las entidades financieras del país solo han cubierto una quinta parte de esas bajas con nuevas incorporaciones, según cifras de CC.OO.

La crisis financiera se ha traducido en una destrucción masiva de empleo en el sector bancario español. Desde 2008, los bancos que operan en el país han despedido, vía prejubilaciones, Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) y salidas voluntarias, a un total de 112.150 trabajadores, lo que supone más del 41% de la plantilla con que contaban a principios de la crisis, según un informe publicado este miércoles por CC.OO. a partir de datos del Banco de España.

A esa cifra hay que sumar los más de 5.000 empleados que saldrán del sector en los próximos meses a raíz de los dos grandes últimos ERE, el de Caixabank para 2.023 y el del Santander para 3.223 trabajadores, lo que elevará la cifra total de bajas a casi 117.400 personas. "Lo único positivo es que la mayoría de esas salidas se han producido de forma voluntaria y en unas condiciones económicas aceptables", ha valorado el secretario general de la Agrupación del Sector Financiero de CC.OO., Joan Sierra.

Mientras tanto, en ese tiempo, según los cálculos del sindicato mayoritario en el sector financiero, las entidades financieras han dado empleo a 23.294 profesionales, de forma que el sector solo ha repuesto un 20% de las bajas sufridas desde 2008. De esta forma, la salida neta de trabajadores del sector bancario alcanza ya los 88.856 empleados, y superará previsiblemente los 90.000 con los nuevos procesos de ajuste en marcha.

La mayoría de esas casi 23.300 nuevas altas, aproximadamente dos tercios, han ido a nutrir los servicios centrales de las entidades financieras, mientras que solo el tercio restante ha servido para reponer empleo en la red comercial. Esa baja tasa de reposición se explica en buena parte porque al mismo tiempo las entidades financieras han llevado a cabo un cierre masivo de oficinas, de forma que han desaparecido 19.752 sucursales, el 43% de la red, y ahora cuenta con 26.011 locales. Esas oficinas funcionan a día de hoy con menos empleados, aunque como recuerdan desde CC.OO. muchos empleados han sido recolocados como gestores personales a distancia, una tendencia creciente en el sector que ha evitado más despidos.