Economía

La apuesta por Iberoamérica ante el Nuevo Orden Mundial

La apuesta por Iberoamérica ante el Nuevo Orden Mundial

Que las placas tectónicas globales se alinean en un Nuevo Orden no es una novedad. La epidemia del coronavirus lo está dejando patente con su impacto a escala mundial, no solo por el contagio ante la democratización del turismo, con más de 74.000 casos en 27 países. También por sus potenciales efectos adversos sobre la economía global y las cadenas de valor, a las que podría restar crecimiento. Al fin y al cabo, en 2003 la economía china representaba sólo el 4% del PIB mundial, mientras que hoy supone nada menos que el 28%, y subiendo.

Un nuevo mapa en el que China gana peso, Estados Unidos abdica como adalid del libre comercio y se enroca en políticas proteccionistas, y pone en jaque la eficacia de los organismos multilaterales. En este contexto, ¿dónde queda Europa?

"Los principales actores del mundo son chinos y americanos, y estamos viendo que la Unión Europea está perdiendo la comba en tantas cuestiones", observaba el presidente de Unidad Editorial, Antonio Fernández-Galiano, el pasado miércoles, en su discurso durante la cena anual de socios del Consejo Empresarial Alianza por Iberoamérica (CEAPI). La más flagrante es el déficit europeo en campeones mundiales, como son Google, Amazon o Alibaba. El peligro, advertía Fernández-Galiano, es que Europa vuelva a pasar por un invierno como el de la Edad Media, en el s.XV.

Tras el Brexit, esto se pone todavía más en evidencia. "Los europeos tienen que reaccionar y una de las salidas más claras es Iberoamérica, para que junto a Iberoamérica, la Unión Europea pueda ser un protagonista, un actor principal en este Nuevo Orden Mundial", añadía Fernández-Galiano. También se logró salir del invierno del s.XV con el descubrimiento de América.

Aunque la UE continúa siendo el principal inversor en Latinoamérica, China está ganando posiciones. La inversión europea directa en la región supera los 700.000 millones de euros, frente a los 200.000 millones de euros que acumuló China. En cuanto a la relación comercial entre la UE y Latinoamérica, ésta movió 225.400 millones de euros en 2018, según datos de la Comisión Europea.

"Latinoamérica puede ser colonizada por China", apuntaba Fernández-Galiano. "Aunque China ha sido muy importante, necesitamos otro tipo de empleo y apuesta, y esperamos que sea la apuesta de Europa y de España", corroboraba la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan, añadiendo que "cuando Iberoamérica salía de la década perdida, los que apostaron por la región fueron los empresarios españoles. Esta sigue siendo una gran oportunidad y tiene que seguir habiendo inversión".

En ese sentido, Madrid aspira a erigirse como gran aliada de la comunidad iberoamericana. De hecho, hasta el sábado Madrid será sede de la reunión anual de coordinación de las Ciudades Capitales Iberoamericanas, donde participarán una veintena de altos directivos de las capitales iberoamericanas.

"Somos los mejores aliados de la comunidad empresarial iberoamericana, para que pueda trabajar aquí en España y confíe en Madrid", añadía el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida.

El alcalde destacó el triple marco favorable de la capital: Por un lado, Madrid disfruta de "estabilidad política, con medidas que están dando resultados y ya sitúan a la capital a la cabeza del PIB, pese a contar con un millón de personas menos que Cataluña". En segundo lugar, "goza de seguridad jurídica, con un plan regulatorio para dar claridad a quienes quieren invertir en Madrid y seguridad jurídica" y, por último, añadió, "la capital cuenta con un marco fiscal favorable para estas empresas".