Economía

Justicia, sobre la nueva ley hipotecaria: «Las hipotecas han sido maltratadas en los últimos años»

Justicia, sobre la nueva ley hipotecaria: «Las hipotecas han sido maltratadas en los últimos años»

El director general de los Registros y el Notariado hace un balance positivo de la nueva norma, porque supone «mayor seguridad jurídica»

Se cumple un mes de la entrada en vigor de la nueva ley hipotecaria y el director general de los Registros y el Notariado (dependiente del Ministerio de Justicia), Pedro Garrido, ha hecho un balance positivo de la norma al afirmar que incrementará la seguridad jurídica para «las dos partes» del contrato: las entidades bancarias y los consumidores.

«Las hipotecas han sido maltratadas en los últimos años», ha opinado Garrido durante la inauguración del curso sobre «Ley de contratos de crédito inmobiliario» que desde este miércoles se imparte en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander. Garrido ha considerado que dado que «los créditos son el motor del crecimiento económico», es preciso que las hipotecas sean «cuidadas de forma exquisita».

Asimismo, ha hecho hincapié en que la nueva normativa que aprobó el pasado febrero el Congreso de los Diputados y que comenzó a aplicarse el pasado 17 de junio va a tener un «peso fundamental» tanto en la vida de los ciudadanos como en el desarrollo económico del país y será «muy útil para aclarar y reordenar las condiciones de los créditos».

Sobre la plataforma del Consejo General del Notariado–instalada el pasado 3 de junio en los 2.800 servidores de las notarias españolas–, Garrido ha destacado que las principales entidades financieras ya están conectadas a ella y que en la última semana se han puesto en marcha más de 4.000 operaciones hipotecarias a través de esta plataforma, algo que,según ha indicado, demuestra que la actividad hipotecaria se desarrolla «con normalidad».

Mayor transparencia

Por su parte, el presidente del Consejo General del Notariado, José Ángel Martínez, ha asegurado que la aplicación de la nueva ley ha entrado en una «fase inicial de completa normalidad» y que contribuirá a «incrementar la transparencia y el equilibrio entre las partes».

Garrido ha destacado la importancia del papel de los notarios en los créditos hipotecarios, porque, según la nueva ley, los bancos deberán dar a los clientes diez días para analizar la información precontractual de los préstamos inmobiliarios antes de firmarlos, además de volcar en la plataforma tecnológica de los notarios las condiciones que ofrezcan a los interesados para que luego los fedatarios públicos puedan informar a sus clientes de forma personalizada y detallada y sin la presencia de representantes del banco.

En este sentido, ha insistido en que se debe «implantar la conciencia de elegir la notaria en la que uno se siente a gusto, como se hace con la mayoría de los servicios profesionales». Un derecho que, ha apuntado, ya existía antes, pero que «no se ejercía».