Economía

Juan Energy, un rayo de luz solidaria y sostenible

Juan Energy, un rayo de luz solidaria y sostenible

Se trata de la primera comercializadora de energía eléctrica en España que destina todos sus beneficios a obras sociales

Energía solidaria, 100% verde y 100% competitiva. Son los tres pilares sobre los que se sustenta Juan Energy, la primera comercializadora de energía eléctrica en España que destina todos sus beneficios a obras sociales. Una condición que no implica que la factura de la luz del consumidor final sea más cara, como resalta su director, Ricardo Ruiz.

La idea de crear esta comercializadora sin ánimo de lucro surge porque desde la Fundación Juan XXIII, una organización del Tercer Sector y referente en el apoyo a la mejora de vida de las personas en situación de vulnerabilidad (especialmente por su discapacidad intelectual), necesitaban encontrar una fuente de financiación para no depender de manera exclusiva de las ayudas de terceros en el desarrollo de sus proyectos sociales. Todos los beneficios de la actividad comercial de Juan Energy irán destinados a estas iniciativas de inclusión.

El mercado energético español es «muy cambiante» y cuenta con muchas comercializadoras. Por ello, en Juan Energy han querido entrar de una manera «disruptiva» y ofreciendo una «imagen de transparencia y solidaridad», no solo con las personas sino también con el planeta. La comercializadora surge de este modo con una vocación sostenible, por lo que han apostado por la electricidad obtenida exclusivamente de fuentes renovables. «Pero eso no es suficiente. Queremos que nuestro mundo sea cada vez más verde. Y nosotros nos sumamos a este reto, pero además queremos que también sea un mundo más justo y solidario, y ahora con un gesto cotidiano como el de dar la luz estás iluminando el mundo con sonrisas, estás ayudando», explica Ruiz.

Otro punto novedoso de este proyecto «disruptivo» es que ayudan a las empresas que contraten sus servicios a cumplir con la Ley General de Discapacidad. «Les permite ser firmas solidarias porque pueden contabilizar el consumo eléctrico como medidas alternativas para cumplir dicha norma», explica el director de la nueva comercializadora.

Juan Energy ya cuenta con más de 100 usuarios finales en tan solo un mes, y esperan alcanzar los 5.000 a finales de este año. Sin embargo, para poder destinar los mayores beneficios posibles a los proyectos solidarios, la estructura de la compañía es muy reducida.

El reto es consolidar un crecimiento que permita aumentar progresivamente su plantilla. Y es que uno de los principales objetivos de esta comercializadora es la creación de empleo de calidad que permita «la inclusión de gente con discapacidad en la sociedad».

En un primer momento los fondos conseguidos a través de la comercializadora se destinarán a los proyectos que ya tienen puestos en marcha a través de la Fundación Juan XXIII y que se centran en la línea de fomentar la empleabilidad entre personas con algún tipo de discapacidad o en el apoyo a centros de día. Pero una vez que consigan los fondos suficientes, también está previsto que desarrollen proyectos específicos financiados 100% por Juan Energy.

Ver los comentarios