Economía

Inditex registra pérdidas por primera vez en su historia e invertirá 2.700 millones en su apuesta online

Inditex registra pérdidas por primera vez en su historia e invertirá 2.700 millones en su apuesta online

Pierde en el primer trimestre 409 millones, vende un 44,3% menos pero mantiene el pago de dividendos

La crisis del coronavirus ha provocado que Inditex sufra pérdidas en el primer trimestre por primera vez en su historia. El grupo textil ha tenido de febrero a abril un beneficio neto negativo de 409 millones de euros. La compañía especifica que en estos meses ha realizado una provisión por la conclusión del programa de optimización de espacio por 308 millones de euros y añade que sin esta provisión las pérdidas hubieran sido de 175 millones de euros.

También ha sufrido una caída histórica en las ventas. En concreto, la facturación del grupo fue de 3.303 millones de euros, un 44,3% menos comparado con el mismo periodo del año pasado. Por su parte, el ebitda fue de 484 millones de euros frente a los 1.675 logrados el pasado año. La pandemia provocó que durante este triemstre solo tuviera operativa 965 tiendas de las 7.412 que tiene en total al cierre del trimestre. La compañía espera que a final de junio todos sus mercados hayan podido reabrir los establecimientos físicos. A 8 de junio, el grupo tenía 5.734 tiendas abiertas en 79 mercados.

También ha ofrecido un adelanto del segundo trimestre, donde las ventas online y físicas en mayo a precios constantes han caído un 51%. Además, en la semana del 2 al 8 de junio, la compañía ha informado que en ese periodo las ventas en los mercados donde tienen abiertas las tiendas físicas han caído un 16%.

El grupo dueño de marcas como Zara, Stradivarius y Massimo Dutti ha confirmado que en la junta del próximo mes de julio propondrá el reparto de un dividendo con cargo a los beneficios de 2019. Es una de las pocas empresas cotizadas que mantiene el dividendo a pesar de la crisis. Este será de 0,35 euros, un 60% menor que el del año pasado. Hay que recordar que Inditex pudo sortear la aplicación de un ERTE para sus trabajadores y pagarles íntegramente su salario, por lo que se puede permitir este reparto.

Con respecto al dividendo extraordinario de un euro aprobado el año pasado, y que iba a ser repartido durante los ejercicios de 2019,2020 y 2021, la compañía ha informado que este año no podrá ejercer ese reparto. Así, aplaza los 0,78 euros que quedan por repartir de ese dividendo extraordinario a los años 2021 y 2022.

Cierre de hasta 1.200 tiendas

Inditex también ha anunciado un plan de inversiones de 2.700 millones de euros, que ejecutará entre 2020 y 2022, para mejorar su canal online y recomponer su parque de tiendas. El objetivo es que las ventas online representen el 25% del total en 2022 y para ello el grupo invertirá 2.700 millones del total en la digitalización.

La recomposición de sus tiendas conllevará el cierre de tiendas, que entra dentro de la estraegia de la compañía para optimizar su superficie comercial, la cual pretende aumentar en un 2,5% cada año, con unas 150 aperturas brutas. En total, durante este año y 2021 Inditex cerrará entre 1.000 y 1.200 tiendas que considere que su vida útil ha terminado. Esto afectará a las tiendas pequeñas, a aquellas cuya facturación se puede cubrir en el canal online y las que tienen un valor contable menor de 260.000 euros.

Por marca, esta redistribución de su parque de tiendas afectará entre 250-300 de Zara; 140-165 de Pull&Bear; 135-160 de Bershka; 110-130 de Stradivarius; 145-175 de Oysho; 100-120 de Zara Home; 110-135 de Massimo Dutti; y entre 10-15 de Uterqüe.

Sobre el cierre de estas tiendas se ha referido después el presidente de Inditex, Pablo Isla, en la conferencia con analistas. Según Isla, estos establecimientos son «rentables» pero no se adaptan a la imagen que la compañía quiere transmitir en un futuro. «Pensamos a largo plazo», ha subrayado.