Economía

Idealo ve una ocasión de negocio incomparable en nuestro país

Idealo ve una ocasión de negocio incomparable en nuestro país

Aunque Idealo también trabaja en Francia, Inglaterra, Italia, Austria y Alemania, «España es el mercado que más está creciendo dentro de la compañía, pero también hablando de términos económicos en ‘‘ecommerce’’ en general»

El «ecommerce» está cada vez más demandado en España y, por ello, la oferta es cada vez mayor. Pero, para que una compra por internet sea rentable, es aconsejable comparar los precios de las diferentes tiendas que ofrecen el mismo producto a través de internet. Para ello surge Idealo, uno de los principales comparadores de precios que existen en España, un mercado en el que su propuesta ya está consolidada porque, como señala Adrián Amorín, country manager de la compañía, «en 2018 hemos duplicado facturación» con respecto al anterior ejercicio.

Y sus previsiones de facturación son aún más «agresivas» porque, según explica Amorín, van a invertir «bastante en el mercado español» ya que creen que es «un buen momento y los números así lo confirman» al registrar nuestro mercado un 30% de crecimiento en facturación «ecommerce» año tras año.

Y es que aunque Idealo también trabaja en Francia, Inglaterra, Italia, Austria y Alemania -donde tienen la sede central- «España es el mercado que más está creciendo dentro de Idealo, pero también hablando de términos económicos en ‘‘ecommerce’’ en general», confirma Amorín.

China apuesta por España

Pero si se está incrementando la facturación, ¿por qué no aumenta la competencia en España? Según Amorín, lo que si se está viendo es que el mercado o empresas chinas están apostando muchísimo por el mercado español. «Muchas empresas están entrando en el mercado español muy fuerte y otras creo que sinceramente se están quedando un poco atrás», indica, tras apuntar que en los próximos años «veremos aún más movimiento en el mercado español». Además, las administraciones españolas tienen una tarea pendiente. «Tenemos que ver cómo posicionarnos, no solamente en España sino en Europa contra Estados Unidos y China».

En la actualidad, este comparador de precios cuenta con dos millones de visitas al mes, sin contar el apartado de vuelos y hoteles que han puesto en marcha recientemente. A corto plazo desvelan que el objetivo que se han propuesto es alcanzar los cuatro millones de visitas al mes.

10.000 tiendas

La relación que mantienen con las empresas es de un contrato sin permanencia que establece un precio por click. Así, aproximadamente las 10.000 tiendas que trabajan con el comparador -que prevén facturar alrededor de 22.000.000 euros en 2019, un 29% más que el año anterior- pagan a Idealo por cada usuario que aterriza en su página. Es por ello por lo que desde esta compañía tienen que garantizar que el tráfico que llegue a las webs de las tiendas «sea bueno».

Otro de los objetivos que tienen desde Idealo es poder, en el primer cuatrimestre de 2020, abrir unas 500 categorías de productos nuevos, lo que supondría «duplicar el número de categorías» que ofertan.

«Hay temas necesarios de privacidad por trabajar ya que dar datos por internet se puede convertir en una consecuencia para el usuario»

Y es precisamente en este asunto donde Amorín encuentra una diferencia entre el comercio electrónico en España con el de otros países. Por ejemplo, «mientras que en Alemania la categoría con la que empezó el ‘‘ecommerce’’ fue el de la tecnología, en España, aunque también se empezó siguiendo esa estrategia, lo que se está viendo es que la categoría de moda está teniendo un crecimiento bastante más grande que la tecnológica».

Pero uno de los problemas que encuentra el comercio electrónico es la confianza a la hora de comprar y la necesidad de dar datos personales. Sin embargo, los españoles no tienen problema. «Son bastante más abiertos a compartir datos más privados que los alemanes», según Amorín. Es por ello por lo que considera que las administraciones tienen que actuar. «Hay temas necesarios de privacidad por trabajar ya que dar datos por internet se puede convertir en una consecuencia para el usuario».