Economía

Iberia retoma las negociaciones del Convenio Colectivo de Tierra para frenar las huelgas

Iberia retoma las negociaciones del Convenio Colectivo de Tierra para frenar las huelgas

La aerolínea reconoce que existe un «riesgo real de pérdida de clientes» por las huelgas realizadas en el servicio de handling

Iberia ha vuelto a convocar la mesa de negociación para el XXI Convenio Colectivo de Tierra haciendo "un ejercicio de responsabilidad" ante el impacto que las huelgas está causando en la "credibilidad y el futuro de los negocios de handling y mantenimiento" y ante el "riesgo real de pérdidas de clientes", como le ha trasladado Vueling este mismo jueves.

La empresa suspendió este proceso el pasado 5 de septiembre por la sucesión de huelgas "injustificadas" en distintos centros de trabajo con reivindicaciones que estaban "siendo objeto de negociación en este proceso" y que "no pueden ser negociadas localmente".

Iberia señala que su intención es negociar "bajo el principio de buena fe, manteniendo la paz laboral" para conseguir un acuerdo que satisfaga a los trabajadores y garantice el futuro de sus negocios.

Así, ha indicado que su único objetivo es cerrar "lo antes posible" un acuerdo que no ponga en riesgo la pérdida de clientes, algo que en este momento "supone un riesgo real".

Por ello, convocará "de inmediato" a la parte social de la comisión negociadora para cerrar el convenio, respondiendo a la solicitud de reanudación de los sindicatos CCOO, Asetma, USO, CGT y CTA.

Órdago de Vueling

Vueling se plantea prescindir de los servicios de handling de Iberia y le requerirá legalmente que, como proveedora, le dé compensaciones económicas por los percances de las huelgas del personal de Iberia Airport Services este verano, así como ante las nuevas anunciadas, tanto en el Aeropuerto de Barcelona, Bilbao y Málaga.

El director de Operaciones de Vueling, Oliver Iffert, ha dicho en un comunicado este jueves que están "empezando a estudiar diferentes alternativas" para evitar los conflictos derivados de las huelgas en un futuro.

"Nuestro objetivo no es otro que disponer de un mayor control en todas las competencias, pero especialmente en aquellas que afecten directamente a nuestra propuesta de valor", ha añadido. Y ha defendido que Vueling es una empresa "madura, robusta, y por supuesto, autónoma en su toma de decisiones".

Además, Iffert ha criticado que las reiteradas convocatorias de huelga "buscan utilizar como rehenes" a sus clientes, lo que consideran inaceptable.