Economía

Hacienda ya negocia con los independentistas catalanes las nuevas balanzas fiscales

Hacienda ya negocia con los independentistas catalanes las nuevas balanzas fiscales

El PSOE se compromete a actualizar con una «nueva fórmula» el cálculo de cuánto aporta y recibe cada región, que dejó de publicar cuando llegó al poder

La publicación de las balanzas fiscales, una de las principales armas arrojadizas del independentismo catalán para argumentar el expolio de Madrid a su territorio, vuelve a estar sobre la mesa. PSOE, Unidas Podemos y JxCat ya negocian una nueva fórmula para calcular estos registros, que miden lo que aportan y lo que reciben todas las regiones. El plazo de la negociación de los grupos vence hoy mismo, cuando se votará la moción presentada por los nacionalistas catalanes y en la que urgen a la actualización de las balanzas.

Los socialistas, junto a Unidas Podemos, presentaron ayer una enmienda a la moción de JxC en la que se comprometían a la publicación de las balanzas. Fuentes socialistas apuntan a que la última vez que el Ministerio de Hacienda divulgó esta información fue en 2017 y con cifras de 2014 y consideran que esa metodología «está ya desfasada» y que se debe encontrar un nuevo cálculo que ofrezca información «contrastable» con una «nueva fórmula», distina entre la que pide la Generalitat y la que difundía el Ministerio de Hacienda dirigido por Cristóbal Montoro. JxCat señala que muchos datos se quedaron fuera entonces.

El autor de dichas balanzas, el director de Fedea Ángel de la Fuente, muestra su extrañeza a ABC ante esta afirmación, dado que con ellas se publicaba toda la información de base y el detalle de los cálculos programa a programa. De la Fuente también sostiene que, frente a la metodología de flujo monetario que pide la Generalitat desde hace años, «es preferible la de carga/beneficio», que Hacienda publicó en su momento.

Mientras la primera imputa el gasto al territorio en el que se realiza, la segunda lo reparte según su impacto sobre el bienestar de los ciudadanos, resultando que el Teatro del Liceo incide positivamente sobre Madrid y el Museo del Prado sobre Cataluña, por ejemplo. La Generalitat calcula, bajo la primera premisa, que Cataluña aporta 16.000 millones más de los que recibe, que De la Fuente reducía en su último informe a 4.046 millones brutos y a 9.892 tras neutralizar el déficit del Gobierno central.

Modelo de financiación autonómica

Estas balanzas fiscales saldrían antes de reformar el modelo de financiación autonómica de forma que pueden ser determinantes para fijar qué territorios están infra y sobrefinanciados, lo que puede redundar en más recursos para Cataluña. Y todo ello, un día después de la reunión entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el de la Generalitat, Quim Torra, además de la votación del techo de gasto para los Presupuestos, que depende del visto bueno de los nacionalistas.

Sorprende la enmienda del PSOE, ya que desde que Sánchez llegó al poder, el Gobierno vetó la actualización de estas balanzas que se hacían bajo el mandato de Rajoy. Ferrán Bel, portavoz económico de JxC, durante su defensa de la moción en el Pleno de ayer, se mostró abierto a la negociación y a llegar a un acuerdo y defendió que salieran las balanzas fiscales bajo ambas metodologías.