Economía

Hacienda acepta retirar el último control reforzado sobre los gastos de la Generalitat de Cataluña

Hacienda acepta retirar el último control reforzado sobre los gastos de la Generalitat de Cataluña

El Ministerio de Hacienda acepta retirar el último control reforzado que quedaba sobre los gastos de la Generalitat de Cataluña para evitar que financien operaciones ilegales contra el Estado. Fuentes del Ministerio confirmaron a este diario que la intención es levantar el control establecido por el anterior titular, Cristóbal Montoro, en 2015 y que sometía a la Generalitat a una vigilancia extra con respecto a otras comunidades para intentar evitar que se financien operaciones independentistas ilegales.

Aun no existe una fecha prevista, pero la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, propondrá la Comisión Delegada de Asuntos Económicos del Gobierno la retirada de este control en cumplimiento con el acuerdo alcanzado con Esquerra Republicana de Catalunya para que aprueben los Presupuestos del Estado para 2021. Su portavoz parlamentario, Gabriel Rufián, anunció el martes que se pondría "fin al control financiero sobre Cataluña" y, en efecto, el Ministerio de Hacienda lo ha confirmado a EL MUNDO.

En Hacienda lo justifican porque el contexto entonces era diferente y que no se ha detectado ninguna incidencia tras el referéndum de 2017 con el Gobierno de la Generalitat actual. Además, subrayan que se han suspendido las reglas fiscales por la pandemia.

El control establecido en 2015 impone todavía a la Generalitat que certifique el uso de todos los gastos para evitar que se destina a estructuras ilegales como fueron varias de las montadas en 2017. Se trata de certificados mensuales emitidos a posteriori por la Intervención General de la Generalitat sobre los gastos que el propio Montoro llegó a la conclusión de que no era un control suficiente e impuso otro adicional que exigía información de forma previa a los dispendios. Lo hizo en septiembre de 2017 y, aún así, no impidió que Carles Puigdemont y su equipo desviaran fondos al referéndum.

Este control ya fue retirado porel Gobierno de Pedro Sánchez nada más asumir el poder en 2018 y ahora elimina el pendiente desde 2015. Este mecanismo impone además limitaciones especiales de endeudamiento y el actual presidente interino de la Generalitat, Pere Aragonés, lleva años exigiendo a Montero que lo retire, hasta que lo ha conseguido finalmente.

En Hacienda aseguran que la retirada del control reforzado no significa que no haya ningún tipo de vigilancia sobre las cuentas de la Generalitat y del resto de comunidades autónomas. Cataluña sigue siendo el mayor receptor de los fondos de liquidez autonómica que presta el Estado con más de 7.000 millones anuales y el Tribunal de Cuentas ha señalado en diversas ocasiones que ni siquiera los controles reforzados han sido suficientes para evitar la financiación de actividades ilegales.