Economía

Guerra judicial entre Gobierno y aerolíneas por la devolución de los billetes de avión

Guerra judicial entre Gobierno y aerolíneas por la devolución de los billetes de avión

Consumo denuncia a 17 compañías por no informar de que deben reintegrar los importes

Varapalo del Gobierno al sector aéreo. El Ministerio de Consumo informó ayer de que ha denunciado a 17 aerolíneas por, supuestamente, no haber informado correctamente a los pasajeros de que tienen derecho a reclamar el importe del billete cuando el vuelo sea cancelado. Una práctica comercial desleal, según el Ejecutivo.

Las compañías demandadas son Air Europa, Air France, Binter Canarias, EasyJet, Eurowings, Iberia (Iberia Express y Air Nostrum), Jet 2, KLM, Latam Airlines, Lufthansa, Ryanair, Scandinavian Airlines (SAS), Transavia, Thomson Airways (TUI), United Airlines, Volotea y Wizzair. Todas ellas tendrán que enfrentarse en los juzgados de lo mercantil a una acción judicial de cesación que pretende que dejen de realizar estas prácticas e informen con detalle de los derechos de los consumidores.

Pero las reivindicaciones de Consumo no se detienen ahí. El Departamento dirigido por Alberto Garzón también solicitará que sean «declarados nulos todos los contratos por los que los viajeros hayan aceptado un bono sustitutorio del reembolso» si este se ha adquirido por «un consentimiento viciado». Esto abre la puerta a inhabilitar los bonos que estaban ofreciendo las aerolíneas en lugar del reintegro del billete.

El Gobierno aseguró hace un par de semanas que había detectado una serie de incumplimientos por parte de las compañías aéreas en la información que deben dar al consumidor para garantizar su derecho al reembolso de un billete. Por eso, recordó a estas empresas que el derecho al reembolso del billete debe figurar de forma clara y accesible. Tras ello, fuentes de Consumo explican a ABC que se realizaron una serie de requerimientos. Y 17 aerolíneas no respondieron a ellos de forma adecuada.

La norma europea

La normativa comunitaria permite a las aerolíneas ofrecer un bono de sustitución cuando se cancele un vuelo. Pero también da al consumidor la última palabra, por lo que si este requiere el reintegro del billete en efectivo, la compañía aérea tendrá que abonarlo en un plazo máximo de 7 días.

El sector aéreo ha presionado al Ejecutivo comunitario para intentar que se modifique esta legislación, sin éxito. Según los cálculos de las aerolíneas, esta obligación de devolver los billetes generará una factura de más de 9.000 millones de euros entre las compañías, que han tenido que cancelar miles de trayectos por las restricciones impuestas por parte de los gobiernos a los vuelos por el coronavirus. Fuentes de la Asociación de Líneas Aéreas (ALA) explican que esperarán a conocer la denuncia íntegra de Consumo para hacer una valoración. También aseguran que las empresas «ya están devolviendo los billetes cancelados».