Economía

Globalia estudia fusionar su negocio hotelero con la cadena BlueBay y crear un grupo con casi 100 hoteles

Globalia estudia fusionar su negocio hotelero con la cadena BlueBay y crear un grupo con casi 100 hoteles

Según informa la compañía presidida por Javier Hidalgo, el grupo resultante gestionaría más de 21.000 habitaciones

Nueva operación empresarial en el sector turístico con Globalia como protagonista. El grupo presidido por Javier Hidalgo, propietaria de marcas como Air Europa y Halcón Viajes, ha informado que estudia la fusión de su división hotelera, Be Live Hotels, con la cadena balear BlueBay Hotels. Según ha explicado el grupo, la intención es «crear un líder en el sector con una fuerte vocación de expansión internacional».

El grupo resultante gestionaría un inventario de cerca de 100 hoteles y más de 21.000 habitaciones, la mayoría en categoría 4 y 5 estrellas, distribuidos en más de 15 países. El negocio hotelero de Globalia cuenta con 10.000 habitaciones, mientras que BlueBay opera en la actualidad unos sesenta establecimientos.

Así, de llegar a producirse el acuerdo, la nueva compañía además «contaría con una sólida implantación no sólo en los principales destinos vacacionales de España, República Dominicana o México, sino también en Cuba, Portugal, Marruecos o Colombia, entre otros», añade Globalia. El proceso de fusión, según explica Globalia, está siendo acompañado por EY y PwC.

Otras operaciones de Globalia en curso

Como se menciona más arriba, no es la única operación que Globalia tiene entre manos actualmente. Desde el pasado mes de noviembre, el grupo está en proceso de fusionar su negocio de agencias de viajes (Halcón Viajes, Viajes Ecuador, entre otras) con el grupo Barceló, que tiene en propiedad Ávoris. Una fusión que conllevaría la creación de un gigante que facturaría unos 3.700 millones de euros y que contaría con más 1.500 oficinas de ventas. El objetivo es competir con la división de viajes de El Corte Inglés, líder en nuestro país.

Sin embargo, en junio ambas compañías informaron que por la crisis sanitaria estuvieron obligadas a aparcar el proceso de fusión hasta final de año. Fuentes cercanas a la operación informaron a ABC que es crucial ver cómo avanzan los dos negocios durante el verano después de estar cerrados durante la pandemia, la cual ha provocado un gran daño en las cuentas de ambas empresas.

La otra gran operación que estudia Globalia es la venta de su aerolínea Air Europa a Iberia. Antes de la pandemia, ambas compañía llegaron a un acuerdo por 1.000 millones de euros. Sin embargo, por la pandemia, esa operación no está del todo cerrada y actualmente ambas empresas llevan semanas negociando un nuevo precio y otra forma de pago. Como informó ABC, Iberia sigue interesada en la adquisición de su histórico competidor y pretende cerrarla antes de que acabe el, pero tampoco descarta que al final la operación acabe rompiéndose.

Comentarios